jueves, 23 de septiembre de 2010

Terror en el hospital

Caminé sin saber a donde me dirigía, el hospital era inmenso, largos pasillos
Se conectaban entre si como en un laberinto. Pedí información en la ventanilla
Correspondiente, pero las indicaciones de la mujer de rostro arrugado e
Indiferente no sirvieron de nada. A esa hora de la noche andaba muy poca gente,
La mayoría de los pasillos y salones estaban vacíos y misteriosos, el ambiente
Era lúgubre, parecía el escenario de una pesadilla aterradora y angustiante.
Uno de mis mejores amigos se había accidentado, como no tenía parientes en
La ciudad yo me ofrecí ayudarlo en todo lo que necesitara. Debía llevarle el
Resultado de unos exámenes a un doctor que atendía en ese hospital y que
Esa noche iba a estar cumpliendo un horario nocturno en una de las salas de
Emergencia, pero al rato de caminar me desorienté y anduve largo trecho
Sin encontrar una persona. Llegué hasta un pasillo que estaba muy silencioso,
Los tubos de luz titilaban de forma extraña y producían un sonido parecido
A un zumbido. Repentinamente los tubos que iluminaban el final del pasillo
Se apagaron. Del mismo lugar que un instante atrás estaba vacío, se oyó el
Inconfundible chirriar de unas ruedas, era el mismo sonido que le había
Escuchado a las camillas de ese hospital. Cuando se apagó otro par de tubos
Corrí para escapar de ese lugar; todas las luces comenzaron a apagarse una
Tras otra, la oscuridad avanzaba hacia mi, también lo hacía el sonido de la
Camilla. Llegué a la luz de un pasillo transversal antes de que la oscuridad
Y lo que me perseguía me alcanzaran, mire sobre mi hombro y vi aparecer
De entre las sombras un brazo pálido sosteniendo una enorme aguja.
Aún tiemblo con solo pensar en los horrores que me hubieran sucedido
Si no escapaba a tiempo, tal vez solo era una horrible visión, el remanente
Del terror de muchas personas que se manifestaba como una pesadilla
En el mundo real.

2 comentarios:

  1. Miau!me alegra que me visites.
    Espero que te guste el blog.
    Saludos!

    ResponderEliminar

¿Te gustó el cuento?