cuentos de terror

cuentos de terror
cuentos de terror cortos

domingo, 3 de octubre de 2010

Los dos amigos y el hombre lobo

Caminaron bajo la luna llena cruzando pastizales y grutas con negras arboledas
Y pálidas rocas, bordearon la falda de los cerros y se internaron en un bosque
De eucaliptos. Solo sus pasos y el corretear jadeante de sus perros interrumpía
El silencio de las sombras, un búho cruzó cerca de ellos cortando el aire con su
Sigiloso vuelo. La noche juntó en el cielo oscuros nubarrones que se amotinaron
Ante la luna y por momentos lograban eclipsarla, entonces de lo profundo del
Bosque crecía una oscuridad que parecía colocar una venda en los ojos que se
Rompía al encender la linterna.
Jacinto y Ernesto estaban cazando armadillos, con ellos iban sus perros.
Tras avanzar largo rato por el bosque decidieron separarse para cubrir mas terreno.
Ernesto se alejó acompañado por el “Corbata” su fiel perro, Jacinto tomó otro
Sendero siguiendo a “Rufo” que comenzó a correr tras el rastro de una presa.
Jacinto estaba felicitando Rufo por haber cazado un armadillo cuando oyó
Que se les acercaba algo; era Corbata, el perro de su amigo, caminaba encorvado
Y Con la cola entre las patas, evidentemente estaba muy asustado. Un grito
Desgarrador retumbó en el bosque, la luna se oculto tras las nubes y Jacinto tubo
Que correr por un ennegrecido bosque. La luz de la linterna buscaba por todas
Partes - !Ernesto¡ - gritaba Jacinto mientras trataba de encontrar a su amigo al
Cual seguramente lo había atacado un animal “un jabalí” pensó Jacinto mientras
Empuñaba la pala que utilizaban para cavar las cuevas de los armadillos.
Comenzó a caminar lentamente, su amigo debía estar por esa zona, el grito
No provenía de mas lejos. Cada paso hacía crujir la capa de hojas secas que
Cubría el suelo, los perros lo seguían de lejos; el corazón le latía aún mas
Fuerte cada vez que revisaba detrás de los árboles, temía encontrar a Ernesto
Muerto, o toparse con lo que lo atacó. Cuando escuchó dos pasos que se
Acercaban, por un instante tuvo la esperanza que fuera su amigo, la luz
Iluminó una bestia horrible de aspecto infernal y grotesco, un hombre lobo.
Alcanzó a golpearlo con la pala justo en la cabeza pero no fue suficiente para
Detener a la bestia, lo atacó con increíble ferocidad, en el bosque nuevamente
Retumbó un grito desgarrador.

A pesar de las negativas de Ernesto, que juraba no recordar nada, la justicia
Lo condenó por la muerte de Jacinto. Las evidencias eran concluyentes, lo
Encontraron cubierto por la sangre de su amigo, además se demostró que
La herida que tenía en la cabeza fue hecha con la pala de Jacinto, prueba
De una pelea. Lo que no quedó muy claro fue como consiguió desgarrar
El cuerpo de tal forma que parecía el ataque de un animal, utilizando solo
Sus manos.

2 comentarios:

  1. Que genial historial, a mi me gusto. Podrias hacer mas de hombres lobo por fas???
    Estoy aficionada con los lobos y hombres lobos haci que me arias un favor
    Gracias!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por comentar.
    Busca en la lista de etiquetas que está en la parte derecha de la página,ahí encontrarás varios cuentos de hombre lobo.
    En estos días estare publicando otro. Saludos!

    ResponderEliminar

¿Te gustó el cuento?