cuentos de terror

cuentos de terror
cuentos de terror cortos

domingo, 29 de mayo de 2011

El árbol del diablo

La tarde estaba nublada y muy quieta, sin viento que zarandeara los pastos, ni trinos
De pájaros, hasta el arroyo había callado su rumor. Facundo terminó de cruzar el
Campo y se internó en el lúgubre bosque. Llevaba consigo una soga, iba en busca
De la única vaca que poseía su familia, que pastaba en una pradera al otro lado del
Bosque.

El sendero por el que transitaba todos los días era muy sinuoso, tenía partes que eran
Un gran semicírculo, como ya era algo tarde decidió cortar camino, y se adentró en
Una parte espesa del bosque. Atravesó unas enramadas sofocantes, todo el bosque
Parecía atravesarse delante de el. Al llegar a un claro se detuvo frente a un colosal
Árbol que resaltaba entre la fronda del bosque.

El árbol tenía hojas rojas y delgadas, y se movían como si fueran las llamas de una
Hoguera, aunque el resto del bosque permanecía inmóvil. Su tronco era oscuro y
Retorcido, y a pesar de ser muy grueso se mecía lentamente. Facundo quedó como
Hipnotizado, contemplando al extraño árbol que se mecía, cuyas hojas parecían
Llamas. De repente una voz cavernosa lanzó una horrible carcajada, y el bosque
Tembló, los árboles se sacudían, volaban hojas por todos lados, la quietud se
Transformó en un caos ruidoso.

Facundo temblaba de miedo, el dueño de la voz cavernosa, el que lanzó la carcajada,
Estaba detrás del tronco del extraño árbol. En un costado del tronco, asomaron
Unos cuernos retorcidos, Facundo cerró los ojos y se volteó. Se alejó de aquel
Lugar corriendo como un loco, sin importarle las ramas que lo arañaban.
Desde esa tarde comenzaron a suceder cosas extrañas en aquel bosque, después
De un tiempo ya nadie se atrevía a cruzarlo. Al árbol extraño le llamaron
“El árbol del diablo”, y se dice que si se lo mira durante mucho rato se puede
Ver al diablo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Te gustó el cuento?