cuentos de terror

cuentos de terror
cuentos de terror cortos

jueves, 29 de diciembre de 2011

El Terror

Las imágenes de terror se sucedían una tras otra sin que Alonso se inmutara.
Estaba frente a su computadora, mirando imágenes de horror, ya entrada la madrugada.
A su lado, en el suelo, tenía un envase con refresco, y hacía algunas pausas para empinar
la botella.
A veces ponía cara de fastidio, “Esta ya la vi, esto no asusta, esta es una bobada” pensaba
Alonso al ir cambiando las imágenes.
Desvió la mirada de la pantalla al escuchar un ruido, que parecía venir de su cuarto.
Quedó expectante, escuchando, y otro ruido lo estremeció hasta la médula.
Vivía solo y no tenía mascotas. Se levantó, ya con un temblor invisible en las piernas.

Frente a la puerta lo asaltó una duda; ¿Abrir la puerta de golpe, o hacerlo lentamente?
Unos hilos de sudor le corrieron por la frente, y sintió que sus manos estaban húmedas.
Abrió la puerta de golpe y encendió la luz. Con los ojos muy grandes y el corazón golpeando
fuerte su pecho, revisó el cuarto con la mirada; no había nada. Vio sí que la ventana estaba
abierta, y el viento la hacía traquetear.
Se secó el sudor de la frente y respiró hondo “Que susto”. el corazón le siguió latiendo
fuerte, como si quisiera salir de su pecho y arrastrarse lejos.
Volvió a su computadora, para apagarla, mas en la pantalla leyó algo que lo dejó helado:
“Está bajo tu cama”

Lo encontraron muerto con la frente sobre el teclado.

- Seguramente llevaba una vida muy sedentaria - opinó un paramédico.
- Sí, eso lo debe haber matado, su corazón no aguantó - afirmó otro paramédico.
Lo que lo mató en realidad fue el terror, esa entidad que habita dentro de todos.

3 comentarios:

  1. el cuento esta muy tenebro leanlo

    ResponderEliminar
  2. huahu me gusto mucho quiero otro qe de ms miedo x qe no me dio

    ResponderEliminar

¿Te gustó el cuento?