cuentos de terror

cuentos de terror
cuentos de terror cortos

domingo, 15 de enero de 2012

Un fantasma

Sin alejarse mucho de su camión y de la ruta, Hernán buscó leña con la linterna; encendió un
fogón y puso agua a calentar para hacerse café.
Generalmente paraba en algún restaurante para camioneros o alguna fonda, pero cuando andaba
en algún lugar muy remoto, acampaba bajo cualquier arboleda cercana a la carretera.
La noche estaba oscura, y donde la luz del fuego no alcanzaba reinaba una honda y silenciosa
oscuridad. Desde esa oscuridad escuchó un grito. Hernán, que estaba sentado sobre un tronco
atizando el fuego, se puso de pie alarmado y encendió la linterna.

Vio que algo avanzaba hacia él atravesando unos matorrales. En un primer momento le pereció
que era algo sin forma, una especie de mancha clara, mas al acercarse más a la luz del fuego
distinguió que era una mujer vestida con un camisón largo y amplio.

- ¡Auxilio! - gritó la mujer - ¡Me quiere matar!

Y Hernán vio que detrás de ella corría un hombre con algo brillante en su mano; un puñal.
La mujer fue a colocarse detrás de él, como buscando su protección. Hernán tomó un leño
encendido, y usándolo a modo de garrote intentó golpear al hombre. El leño no le dio a nada,
y el hombre desapareció como un espejismo; era un fantasma. Cuando se volvió hacia la
mujer ésta también había desaparecido.

6 comentarios:

  1. interesante el tema,cuerpos etereos que por un instante se meterializan... y nos enteran de sucesos, a veces es gente cercana a nosotros !!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por dar tu opinión. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Jorge, he leido varios de tus cuentos, muy buenos! Felicitaciones!
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola Marcos. Gracias y bienvenido al blog.

    ResponderEliminar
  5. Gracias. Si quieres te puedes dar una vuelta por mi blog: www.tomandofotos.com Saludos!

    ResponderEliminar

¿Te gustó el cuento?