¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

viernes, 5 de noviembre de 2010

El ídolo oscuro

Camilo entró a la casa y se aflojó la corbata, lo recibió su esposa Marcela.
- !Tienes que ver lo que compré, es hermoso¡ - decía Marcela mientras tomaba
A su esposo de la mano y lo conducía hacia donde guardaba su colección
Artística. - ¿Qué te parece?, es una pieza original, tuve mucha suerte al
Conseguirla - Camilo frunció el seño - Si, me parece….¿Qué es, un muñeco? -
- Es un ídolo africano, es la representación de un dios, creo, en donde me lo
Vendieron no conocían mucho su historia, pero se nota que es bastante antiguo -
Respondió Marcela, su esposo quedó pasmado mirando aquella horrible escultura.
Marcela era artista y un poco extravagante, veía belleza en donde nadie la notaba.
Solía sorprender a su esposo con la compra de cuanta cosa rara hubiera “Es arte”
Decía, Camilo solo veía mamarrachos pero como era muy comprensivo la apoyaba
- Lo importante es que a vos te guste, yo no se nada de arte -
El muñeco estaba tallado en una madera oscura y rojiza, era la representación de un
Hombre con cabeza de animal, alguna especie de canino o perro.
Cuando llegó la noche Camilo se retorcía inquieto sobre el lecho matrimonial.
Comenzó a soñar que volaba sobre un paisaje; se elevaba muy por encima de algunos
Solitarios árboles, altos pastizales amarillos eran revueltos por un viento calcinante
Que formaba pequeños remolinos y jugueteaba con la arena ardiente que ondulaba
Sobre dunas. Voló sobre el cause seco de un río, el fondo estaba cuarteado bajo un
Sol inclemente y un cielo rojizo, algunas osamentas de animales dirigieron sus cuencas
Vacías hacia el y lo siguieron en su vuelo. El paisaje se volvió mas verde y cubierto
De árboles espinosos que estiraban sus ramas tratando de alcanzarlo. Llegó hasta una
Selva oscura, surcada por ríos turbios e inundada por pantanos pestilentes en donde
Se agitaban criaturas horrendas, flácidas y babosas, elevaban sus cabezas y abrían
Sus bocas deformes. Se detuvo sobre lo que parecía ser una aldea; retumbaban
Primitivos tambores y un grupo de gente cubiertas por pieles de animales danzaban
Formando un circulo, en medio, una criatura con cabeza de perro lanzaba gritos
Aterradores.
Despertó completamente empapado en sudor y agitado. Durante el desayuno le
Relato a Marcela su horrible pesadilla, su esposa lo escuchó con la boca abierta,
Sorprendida y asustada, había tenido exactamente la misma pesadilla que su
Marido. Se deshicieron del muñeco pero no se atrevieron a destruirlo, lo arrojaron
En un basurero. Días después, alguien que hurgaba en la basura lo encontró.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te gustó el cuento?