¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

lunes, 1 de noviembre de 2010

La Luz mala

Francisco vivió toda su vida en el campo, en la pampa Uruguaya. Como buen gaucho que era, valoraba la sensación de libertad que experimentaba al cabalgar, entre verdes paisajes que se estiraban hasta alcanzar el cielo limpio y azul, en una época en donde los alambrados aún no atajaban el paso, y se podía bagar, así como el viento que acaricia los pastos pero siempre sigue su camino.
Pero en esos idílicos y agrestes paisajes, también reina el misterio. Crece junto a la noche y lo cubre todo, transformando la vastedad y belleza en angustiante soledad, a los pastizales verdes, en oscura masa poblada de sombra, y al viento viajero y cantor, lo transforma en su voz, una voz llena de susurros y rumores que sobresaltan y agitan las ardientes llamas de los nocturnos fogones.

Francisco acampó bajo un solitario árbol. El caballo atado a una rama pastaba tranquilo. En el firmamento titilaban las estrellas con singular brillo, y por momentos soplaba un viento que hacía chisporrotear al fogón. Dormía envuelto en su poncho cuando el
relincho de su caballo lo despertó, ¿qué sería? Ni lento ni perezoso se levantó con rapidez. Miró a su alrededor. Una luz se movía hacia él, tenía una forma redondeada y el alto aproximado de una persona, y se hamacaba de un lado al otro mientras avanzaba.
Era un fuego fatuo, una luz mala, una aparición que surge generalmente desde alguna improvisada tumba. 
Francisco desató el caballo y subió de un salto, lo taloneó y partió raudo, ya con la luz a punto de alcanzarlo.
Cuando llegó la mañana, Francisco regresó al lugar; buscó en la zona hasta que encontró la tumba, desenterró el esqueleto y por la tarde lo enterró en el cementerio de un pueblo con la ayuda del cura del lugar.

3 comentarios:

  1. hola me gustaría leer un cuento de los típicos aliens verdes y brillantes que dicen "venimos en paz" y después vos le podes dar un buen final o algo muy inesperado para el lector, estaría bueno.saludos .Luis

    ResponderEliminar
  2. hola me gusto y me preguntaba si podes escribir algo de " EL BOMBERO
    "

    ResponderEliminar
  3. Hola. Me suena, sé que vi algo por ahí pero no conozco la leyenda. Voy a ver si la leo, y si me gusta puede que escriba algo. Gracias. saludos!!

    ResponderEliminar

¿Te gustó el cuento?