¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Noches de terror

Estaba en la penumbra de una lúgubre habitación de hospital. A mi izquierda
Había una cama vacía, mas allá la ventana que daba hacia la calle. La ciudad
Dormía a medias cobijada por una noche clara que atravesaba la cortina y
Me dejaba distinguir el pequeño mundo descolorido que me rodeaba.
A mi derecha estaba la puerta hacia el pasillo, en el se escuchaban algunos
Ruidos; pasos, puertas que se cierran, voces, gritos, chillidos, suplicas, golpes.
Comencé a asustarme, traté de levantarme de la cama pero no pude, estaba
Paralizado, estando boca arriba solo podía mover la cabeza, mis brazos estaban
Pegados al cuerpo y solo era capaz de mover los dedos.
Un sonido llamó mi atención, se oía como una respiración ronca y agitada de
Alguien que estaba dentro de la habitación. Mire hacia la cama vacía, la sabana
Comenzaba a levantarse, como si se inflara, lentamente tomó la forma de un
Cuerpo humano. Giré mi cabeza hacia el otro lado y cerré mis ojos pero no
Pude evitar escuchar que esa cosa se levantó y caminaba hacia mi.
Mi grito fue desgarrador, la puerta se abrió violentamente y encendieron
La luz; era una enfermera.
- Cálmese, ya lo atienden - dijo la enfermera, salió al pasillo y llamó a alguien.
Un hombre apareció con una aguja en su mano, - ¿Qué me esta haciendo?
!Aléjese, socorro, que alguien me ayude¡ - grite mientras me inyectaban.
Mi cuerpo estaba atado a la cama mediante correas, comenzó a hacer efecto
El calmante que me administraron. Cuando el doctor me lo explicó recordé;
Estaba internado en un hospital psiquiátrico por sufrir de terribles y vívidas
Pesadillas, busque la otra cama, la mía era la única de la habitación, todo
Fue una pesadilla, los ojos me pesaban, volví a dormir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te gustó el cuento?