¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Mi experiencia en el hospital

Un sábado a la noche salí a pasear en moto junto a unos amigos. Era un fin
De semana igual a otros hasta que perdí el control de la moto, caí y rodé.
Fue algo muy rápido y confuso, unos minutos después estaba en el hospital.
Una doctora curó mis heridas mientras me sermoneaba, me dio todo un
Discurso sobre seguridad y no tomar alcohol cuando se va a conducir, y un
Montón de cosas mas que ni recuerdo. Yo la escuchaba y le daba la razón
En todo, no me pareció bueno contradecir a alguien que te está cosiendo una
Herida abierta. Mis lesiones eran menores, unos cortes y raspones, no
Necesitaba internación. Llamé a mis padres para que me fueran a buscar,
Salí de la sala de emergencia y busqué un asiento donde esperarlos.
Todos las sillas estaban ocupadas, me sentía algo mareado, tenía que
Sentarme en algún lugar. Dejé la sala de espera y avancé arrastrando los pies
Por un corredor, encontré un banco, estaba al lado de una puerta, detrás de
La puerta se oían voces. Estaba pensando en mi moto, en lo mal que había
Quedado, cuando la puerta se abrió, vi salir un doctor con la cara muy seria,
Detrás de el un enfermero empujaba una camilla. Pasaron delante de mi,
En la camilla iba un hombre con una expresión muy rara, su cara no se movía.
El enfermero tiró de la sabana y le cubrió el rostro, el tipo estaba muerto.
Los vi alejarse y doblar rumbo a otro corredor. Repentinamente sopló un
Viento helado, voltee hacia donde venía el viento, alguien estaba sentado
A mi lado, era el hombre muerto, tenía los ojos blancos, la boca semiabierta,
Y una tremenda palidez. Era el fantasma del hombre, una aparición.
Es increíble el efecto que tiene un buen susto sobre el cuerpo, crucé corriendo
Por la sala de espera, cuando mis padres llegaron yo estaba afuera del hospital.
Creo que el fantasma quería comunicarme algo, recuerdo que emitía un
Sonido semejante a la palabra, Doctor.

2 comentarios:

  1. hola jorge!!te quiero decir qe de todos tus cuentos este es uno de tantos mis favoritos!!!te felicito.yo tambien invento cuentos de terror bastante buenos va mis amigos dicen qe son buenos yo no se igual comparados a los tuyos no son gran cosa!!!bye

    ResponderEliminar
  2. Hola! Lo importante es seguir escribiendo, con el tiempo se mejora, ayuda mucho leer a los maestros como Poe y Horacio Quiroga. Gracias por el comentario.
    Saludos!

    ResponderEliminar

¿Te gustó el cuento?