¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

domingo, 16 de enero de 2011

En el manicomio

Dos enfermeros corpulentos y un policía forcejeaban con Lorenzo mientras
Lo empujaban por aquel pasillo de hospital.
- !Suéltenme, hijos de p…, ¿adonde me llevan, que me van a hacer? Suéltenme! -
Gritaba Lorenzo con desesperación. Estaba sufriendo otro ataque de pánico.
De cerca lo seguían sus padres, le hablaban para tratar de calmarlo, era inútil.
Entraron a una habitación, un doctor pinchaba un frasquito y llenaba una jeringa.
- Sujétenlo bien, que no se mueva - dijo el doctor y se aproximó con la enorme
Aguja en la mano, la madre de Lorenzo rompió en llanto y abrazó a su esposo.
Unos minutos después lo sacaron atado en una camilla, sus padres permanecieron
En la habitación, el doctor les explicó la situación.
- No se preocupen, solo serán unos días de tratamiento, hicieron bien al traerlo,
Es mejor abordar el problema ahora antes que se agrave, dentro de unos días
Estará bien - las palabras del doctor les dio algo de tranquilidad, se marcharon
Convencidos de que hicieron lo correcto.
Lorenzo despertó en un cuarto pequeño, afuera estaba obscuro, ya era de noche.
La luz del cuarto estaba encendida, en el interior del hospital se oían algunos
Gritos, algo normal en un manicomio. Tendido sobre la cama comenzó a
Reflexionar; “ Tal vez es lo mejor, se que tengo problemas, pero son solo nervios”
- Chsss!….chsss!…aquí arriba - sonó una voz áspera y desagradable.
Lorenzo volteó; la cabeza de un hombre flotaba en el aire, era calva y se movía
Continuamente - Nunca vas a salir de aquí, pero no te preocupes, no vas a
Estar solo, te voy a visitar todas las noches - la cabeza lanzó una carcajada.
Sus padres regresaron por la mañana. Los recibió el doctor, su semblante
Serio no anunciaba cosas buenas. - Lamento informarles que Lorenzo
Sufrió otro ataque de pánico, este mucho mas grave que los demás, su
Condición mental no es buena, tendrá que quedar internado por tiempo
Indefinido - les dijo el doctor, la pareja se tomó de la mano.
Se oían algunos gritos, algo normal en aquel manicomio, sobre todo por
Las noches.

1 comentario:

¿Te gustó el cuento?