¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

Translate

domingo, 27 de febrero de 2011

Bajo la luz de la chimenea

La madrugada helada y oscura se cernía sobre la ciudad. Mario despertó
Creyendo oír una voz extraña, a su lado dormía Marta, su esposa.
Se mantuvo expectante por un rato pero no volvió a oír la voz.
El fuego de la chimenea estaba por extinguirse, Mario se levantó
Silenciosamente y colocó mas leña. A medida que el fuego aumentaba
La habitación se iba iluminando y se hacían visibles los objetos, y
Crecían sus sombras temblorosas.
Atizaba el fuego cuando escuchó nuevamente la voz, y percibió que
El sonido se originaba en la cama. Al girar descubrió que en lecho
Había una extraña, estaba apoyada sobre sus rodillas y manos, y sacudía
La cabeza de un lado al otro con gran velocidad, y una melena larga
Y blanca le cubría el rostro.
En un tiempo muy corto, Mario pasó de estar aterrado a sentirse furioso,
Al comprobar con la vista que Marta no estaba en la habitación. Con el
Atizador en la mano avanzó hacia aquella cosa que se movía como un
Animal y la golpeó en la cabeza.
Las llamas aumentaron mas e iluminaron el cuerpo de Marta tendido en
La cama, de su cien brotaba un tibio manantial..
Mario soltó el atizador y calló de rodillas llevándose las manos a la cabeza.
Un ser casi traslúcido salió por la ventana cerrada y desapareció en la
Noche helada y oscura.

3 comentarios:

¿Te gustó el cuento?