¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

sábado, 19 de febrero de 2011

La extraña situación

Sacudió el termo del café, aún le quedaba algo, mientras lo sorbía echó una
Mirada larga hacia la calle. El frío de la madrugada empañaba los vidrios de
La garita. Las calles estaban desiertas y mudas, todo estaba en calma. Ramiro
Se acomodó en su silla e inclinó su gorra de policía hacia delante, para que la
Visera cubriera sus ojos. Hacía veinticinco años que era policía y sabía aprovechar
Los momentos de calma, después de dormir un rato iba a salir a dar una ronda por
La cuadra.
Se despertó de forma brusca, como si lo hubieran sacudido. Se acomodó la gorra
Y vio que del otro lado de la calle había una mujer. La mujer tenía la cara vuelta
Hacia el, era una señora mayor, de cabellos blancos. Lentamente levantó
Un brazo, y con un gesto de la mano lo invitó a acercarse. Ramiro abandono la
Tibieza de la garita. Cruzó la calle corriendo, un auto se aproximaba bastante
Rápido. Cuando alcanzó la vereda le iba a preguntar que deseaba, pero al ver
Su cara de cerca se impresionó terriblemente. La mujer tenía los ojos cerrados
Y de su boca asomaba la punta de la lengua apretada entre los dientes.
Ramiro conocía aquel gesto, lo había visto en personas muertas. Vio aquel rostro
Solo por un instante, un ruido como de una explosión sonó detrás de el.
El auto que vio aproximarse había salido de la calle y destrozó la garita.
La primer reacción de Ramiro fue pedir ayuda por el radio, cuando volteó
Hacia la mujer esta ya no estaba, había desaparecido.
La situación extraña no terminó allí. El auto era conducido por una mujer,
La sacaron muerta entre los escombros, Ramiro la reconoció inmediatamente.
Era la mujer que al llamarlo le había salvado la vida ¿pero como podía ser?.
Los resultados de la autopsia de la accidentada demostraron que la mujer
Había muerto del corazón antes de chocar con la garita de Ramiro.

5 comentarios:

Flor ef! dijo...

Simplemente exelente =D me gusto mucho...como todas tus historias ^^

Jorge dijo...

Hola Flor ef!.
Gracias por el comentario.
Te mando un saludo!

La Bri dijo...

Qué chido está este cuento, me encanta. Felicidades

Jorge dijo...

Gracias por visitar el blog y comentar.

Alejandra dijo...

Me encantan tus cuentos casi a diario los leo antes de dormir
Felicidades

Publicar un comentario

¿Te gustó el cuento?