¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

Translate

jueves, 10 de marzo de 2011

Desde el cementerio maldito

Fernando regresaba de la secundaria. Cuando llegó a la cuadra de su casa descubrió
Una gran conmoción, había autos policiales, ambulancias, y montones de vecinos
Curiosos y un cordón policial, y el epicentro de todo era la iglesia ubicada
Frente a su casa. Sus padres estaban en la vereda, mirando hacia la iglesia como
Los demás vecinos.
- ¿Que pasó, porqué hay tantos policías? - preguntó Fernando.
- Parece que uno de los sacerdotes se volvió loco y mató a varias personas, y
Después se ahorcó - le contestó su padre hablando en voz baja.
Entre todo aquel barullo de policías hablando por radio, las sirenas de las
Ambulancias que partían, y el murmullo de los curiosos, resaltó el grito
Histérico de un sacerdote aparentemente atacado de los nervios.
- !Está maldita, la iglesia ahora está maldita, ya no es la casa de dios, todo el
Terreno está maldito¡ - repetía el sacerdote mientras dos policías trataban de
Subirlo a una ambulancia.
Ya era de noche cuando se retiraron los últimos policías, y la gente volvió
A sus hogares. La iglesia quedó abandonada y en silencio, rodeada de cintas
amarillas y con todas sus luces apagadas. Oscuros nubarrones encapotaron el cielo,
Y en el antiguo cementerio que hay detrás de la iglesia se produjeron ruidos extraños.
Cerca de la media noche, Fernando, que aún no dormía, se levantó para ir al baño.
Antes de acostarse nuevamente escuchó algo que llamó su atención, desde la
Calle provenían unos gemidos roncos. Descorrió la cortina y vio un espectáculo
De pesadilla; desde el terreno de la iglesia avanzaba una horda de zombies.
Con pasos temblorosos y tambaleantes, aquellos cadáveres sepultados por
Décadas se habían reanimado y se dispersaban por la calle.
Fernando quedó paralizado, sin poder apartar su mirada de aquella grotesca escena.
Uno de los zombies lo vio y se abalanzó contra la ventana, Fernando se apartó
Justo antes que el zombie rompiera el vidrio. Ante el peligro inminente Fernando
Reaccionó y salió del cuarto, a unos pasos de la puerta encontró a sus padres, que
También habían visto a los zombies.
- !Vamos a la cochera, hay que salir de aquí¡ - dijo su padre.
Al huir se llevaron por delante a algunos zombies. Toda la zona fue invadida, los
Policías no pudieron contener su avance, en unos días la ciudad estaba atestada
De muertos vivientes. Como una plaga se propagaron de ciudad en ciudad y
Cada vez eran mas. Unos meces después Fernando formaba parte de los
Sobrevivientes que combatían a los zombies. Algunas veces relataba como
Había comenzado aquel infierno, pocos le creían, preferían teorizar sobre
Virus y armas biológicas.

5 comentarios:

  1. Hola Flor, que bueno que te gustó.

    ResponderEliminar
  2. Hola Mina!. Gracias por el comentario. "Que la inspiración te agarre escribiendo" no me acuerdo quien lo dijo jajaja!, Te mando un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Si, muy bueno, es mas me recuerda a resident evil

    ResponderEliminar
  4. muy bueno la verdadq que me dejaste sin palabra.jejeje

    ResponderEliminar

¿Te gustó el cuento?