¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

martes, 22 de marzo de 2011

En el puente

Hacía barios kilómetros que no veía otro vehículo, ni divisaba las luces de algún
Pueblo. La noche había desvanecido el paisaje tras una cortina de oscuridad.
Nicolás conducía su auto por aquella desolada carretera rodeada de la mas
Oscura noche. Con la vista fija en el camino, escuchaba unas viejas canciones que
Lo ayudaban a disipar la sensación de soledad que le causaba el solitario paraje
Por donde circulaba.
Al acercarse a un puente que pasa sobre un caudaloso río, vio a una persona que
Caminaba por el puente. Al disminuir la distancia, distinguió que era una mujer, y
Que en sus brazos cargaba un bebé envuelto en una manta.
Ya casi cruzaba frente a ellos cuando frenó bruscamente el coche al ver que la
Mujer trepaba la baranda del puente con obvias intenciones de arrojarse al río
Junto con el bebé. Nicolás reaccionó rápido y llegó justo a tiempo para arrancar el
Bebé de los brazos de la mujer en el instante en que esta se dejaba caer de espaldas.
Calló con estruendo en la negrura del agua y se hundió hasta tocar el lecho fangoso.
Nicolás quedó atónito, impactado por aquella situación, y pasó a estar aterrado al
Oír la carcajada macabra que el bebé lanzó, y al mirarlo vio que tenía cabeza de
Demonio. Al tener algo tan horrible en sus brazos, Nicolás reaccionó por instinto, y
Arrojó al engendro hacia las aguas del río.
Al otro día, a kilómetros del puente, encontraron el cuerpo de la mujer, y no muy
Lejos hallaron el cuerpo inerte de un bebé normal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te gustó el cuento?