¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

martes, 5 de abril de 2011

Calamidades y zombies

El cielo parecía una lona gris sobre sus cabezas, a la distancia se oían algunos
Truenos. La inundación había bajado, el pequeño pueblo que estuviera
Tres semanas bajo las aguas lucía ruinoso, entre fango, resaca e inmundicias.
El grupo de rescate recorría las casas, ya sin esperanzas de encontrar alguien
Con vida. Tenían puestas mascarillas y ropa impermeable, aún así el olor
Era insoportable.
Uno de los rescatistas entró a una casa, linterna en mano inspeccionó el lugar.
Un fango viscoso cubría los muebles y se amontonaba en los recipientes. Vio
Que algo se arrastraba y retorcía en el piso; era un bagre cubierto de lodo.
El bagre moribundo acaparó la atención del rescatista, que no percibió los
Pasos que se le acercaban por la espalda. Al sentir que una mano se apoyaba
En su hombro se dio media vuelta, y quedó frente a los restos andantes de una
Persona muerta. Con la piel arrugadísima y blanca como un papel, el cadáver
Se abalanzó sobre el aterrorizado hombre. En todo el pueblo se oyeron gritos,
Algunos rescatistas corrieron por sus vidas, pero en aquel lodazal lleno de
Escombros era difícil moverse, y los muertos vivientes atacaban con furia.
El mundo entero estaba atravesando terribles calamidades, pero algo mucho
Peor comenzaba a erguirse en el horizonte, los zombies avanzaban por la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te gustó el cuento?