¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

martes, 12 de abril de 2011

El manzano embrujado

Un tranquilo domingo por la tarde, Carmelo atravesó el campo y llegó hasta el
Viejo y solitario manzano. Trepó con destreza y arrancó del árbol las mejores
Manzanas. Las frutas eran mayormente de color verde, algunas tenían un tono
Rojizo, pero todas eran deliciosas. Mientras las comía Carmelo pensaba en lo
Supersticiosa que era la gente del pueblo, y le pareció una tontería que no se
Aprovecharan los frutos de aquel inmenso manzano por creer que estaba
Embrujado.
Por el cielo aún celeste cruzaban bandadas de pájaros, y el sol que se acercaba
Al horizonte incendiaba unas nubes difusas, que se extendían sobre campos lejanos.
Después de bostezar varias veces Carmelo decidió tomar una corta siesta, y tendido
Sobre el pasto, se durmió al pié del manzano.
Su siesta se prolongó mas de lo que deseaba; despertó ya entrada la noche. La luna
Llena ya miraba al campo con su tez pálida. Se estaba levantando cuando escuchó
Una especie de gruñido, era algo que se ocultaba detrás del grueso tronco del
Manzano. Paralizado por el miedo, Carmelo contempló con horror el surgimiento
De una mano que se apoyaba en el tronco, y después asomó lentamente una cabeza
Similar a la de un cerdo, de nariz ancha y brillante, y con una enorme sonrisa relamida
Por una lengua enorme.
Nunca mas volvieron a ver a Carmelo, y desde esa noche, las manzanas de aquel
Árbol pasaron a ser de color rojo intenso.

2 comentarios:

  1. por que cerraste tu otro blog? el de cuentos de terror solamente

    u.u

    los leia tambien

    ResponderEliminar
  2. Los cuentos del otro blog ahora están en este, un poco entreverados pero están aquí.
    Saludos!

    ResponderEliminar

¿Te gustó el cuento?