¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

lunes, 4 de abril de 2011

En la noche

Como todas las noches, Lucía caminaba por la oscuridad de su antigua casa.
Incapaz de dormir, recorría los corredores y habitaciones una y otra vez.
Con sus pasos no perturbaba en lo mas mínimo al silencio que emanaba de
De aquellos viejos muros enmohecidos por el tiempo.
Llevó sus pasos hasta la gran puerta y la abrió de par en par. La luna mostró
El amplio espacio que antes ocupara el jardín, ahora enmarañado de malezas.
Mas allá del olvidado jardín, se distinguían las arenas claras del tosco camino
Que conducía al pueblo, y por el avanzaba una sombra alargada, y detrás de
Ella el cuerpo que la producía. Era la silueta de un hombre caminando con
Pasos desparejos e inseguros. Lucía lo observaba desde el portal.
El hombre miró hacia la casa y vio a la aparición fantasmagórica de Lucía
Resplandeciendo en el portal; se persignó y apuró cuanto pudo su paso.
Lucía cerró la puerta y volvió a recorrer su casa embrujada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te gustó el cuento?