¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

martes, 26 de abril de 2011

En un corredor de hospital

En una fría sala de espera Ismael aguardaba impaciente. Estaban operando a su
Hermano mayor, algunos parientes lo acompañaban.
Pasaron dos horas y aún no recibían noticias. El trajinar del hospital pasaba ante
Sus ojos; las enfermeras iban y venían, gente en sillas de ruedas, niños llorando,
Algunos doctores caminando presurosos.
- Voy a caminar un poco - dijo Ismael a un pariente que estaba a su lado.

En su mente se aglomeraban preocupaciones, recuerdos, y pensamientos negativos
Que volvían con porfiada insistencia.
Con su atención abstraída hacia su mundo interior, caminó sin saber hacia donde
Iba, y tras doblar en barios corredores, terminó andando por una zona no utilizada
Del viejo hospital.

El silencio que impregnaba aquel lugar reclamó su atención. Volviendo la mirada
Hacia donde venía, se dio cuenta que estaba perdido. Caminó sobre sus pasos y
Dobló en un corredor algo mas angosto, le parecía que había llegado por allí.
Al doblar nuevamente vio algo que casi le cortó el aliento. Su hermano
Caminaba por el corredor, junto a el había otras personas, todos tenían la
Mirada perdida y la cara pálida. Ismael lo había visto ingresar al quirófano,
Aquel no podía ser su hermano. Después de retroceder unos pasos Ismael se
Alejó corriendo.

Llegó a la sala de espera con la frente sudada por haber corrido por el laberíntico
Hospital. Uno de sus parientes se le acercó con la mirada muy seria; Ismael sabía
Que tenía malas noticias, y en ese momento asumió que había visto al fantasma
De su hermano.

3 comentarios:

  1. por favor yo quiero algo que de verdad asuste.

    ResponderEliminar
  2. Hola!. En el blog hay muchos cuentos, seguro que alguno te gustará, hay que buscar. Saludos!

    ResponderEliminar

¿Te gustó el cuento?