¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

lunes, 25 de abril de 2011

Las sombras de la noche

Juan caminaba por la noche fría, sin salir de su cuadra, recorría una y otra vez la
Misma calle. Juan era un ex policía que trabajaba como vigilante.
Algunos comerciantes lo habían contratado para vigilar la cuadra en donde estaban
Sus negocios.
Mientras caminaba vio algo por el rabillo del ojo. Entre la pared de una casa y el
Muro de un comercio había un estrecho corredor, y al final de este se movía una
Sombra con contorno humano.
Juan sabía que la casa estaba desabitada, tenía que ser un intruso.
Con suma cautela avanzó por el corredor, mientras metía la mano en su chaqueta y
Sacaba su revolver. Por la posición de la sombra dedujo que el intruso estaba
Parado en el fondo de la casa. Al llegar al final del corredor asomó la cabeza y
Pudo ver todo el fondo de la casa, mas en el no había ningún intruso, por lo
Menos no del tipo de intruso que el esperaba, pues al mirar hacia el suelo
Volvió a ver a la sombra desplazándose como si el que la proyectaba caminara.
Juan salió del corredor y volvió a su recorrido. Ya era veterano en su oficio y
No era la primera vez que veía cosas extrañas.

2 comentarios:

¿Te gustó el cuento?