¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

Translate

viernes, 13 de mayo de 2011

La casa ocupada

Ya hacía dos semanas que Humberto vivía en su nuevo hogar pero aún no se
Sentía cómodo. Al entrar a la casa sentía una impresión vaga pero persistente
De que irrumpía en un hogar ya ocupado, y mas de una vez creyó ver fugazmente
Por el rabillo del ojo que alguien se alejaba de la habitación.

Una noche, mientras intentaba dormir, sintió que el colchón de la cama se hundía,
Como si alguien se acostara a su lado. Se levantó con increíble rapidez, presa de un
Terror casi indescriptible. Cuando encendió la luz pudo ver que la cama estaba vacía,
Pero nuevamente vio a una figura casi imperceptible a su vista escapando de la
Habitación.

Había comprado la casa amoblada, incluyendo la cama. Buscando una solución a
Su situación, decidió deshacerse de todos los muebles, y le pidió a un cura de
Confianza que le bendijera la casa.
La solución resultó, en la casa se respiraba otro aire, con el tiempo se adaptó
A su nuevo lugar, y no volvió a ver a sus antiguos ocupantes ya muertos.

2 comentarios:

¿Te gustó el cuento?