¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

Translate

martes, 17 de mayo de 2011

La sesión espiritista

En una habitación iluminada a medias, un grupo de seis personas participaba de
Una sesión espiritista. Entre esas personas estaba Walter, un gran apasionado del
Mundo del ocultismo. El silencio que reinaba incluso afuera de la casa aumentaba
La expectativa. Estaban sentados rodeando una mesa redonda, todos miraban a la
Médium; la mujer de avanzada edad mecía la cabeza de un lado al otro, en estado
De transe.

Walter sintió algo de temor al ver que los movimientos de la médium se hacían
Mas rápidos, una anciana no podía mecerse con aquella velocidad, nunca había
Visto algo como aquello. Evidentemente los otros participantes también se estaban
Asustando, se miraban entre si desconcertados, de repente la médium quedó
Inmóvil, con la cara y las palmas apoyadas en la mesa.

Quedaron expectantes, esperando que la anciana se moviera. Walter miró hacia
Un costado porque algo que se movía en la pared llamó su atención. Un lento
Escalofrío le recorrió la columna al ver dos espectros saliendo de la pared.
La forma de los espectros no era humana, parecían ser monstruos o demonios, y
Al mirar hacia el otro lado Walter descubrió que eran cuatro, y que con lentitud
Se acercaban a sus cuatro compañeros de sesión, que parecían estar inmovilizados
Por el terror.

Sintió un aire frío en la nuca, en ese instante supo que detrás de el había otro
Espectro. Antes de perder la conciencia vio como aquellos seres infernales
Posaban su mano en la cabeza de sus compañeros.
Walter despertó como de un sueño profundo, algo confundido miró a los otros,
También parecían haber despertado confundidos. Cuando miraron hacia la
Médium vieron que la anciana no tenía cabeza, y en ese momento, Walter y los
Otros recordaron que ellos lo habían hecho, mientras estaban poseídos por
Aquellos seres demoníacos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te gustó el cuento?