¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

jueves, 16 de junio de 2011

El compañero de celda

Dos guardias lo llevaron hasta la celda, lo hicieron entrar de un empujón y cerraron
La pesada puerta. Fabián estaba preso en aquella celda de dos por tres metros por
Un delito menor, era su primer día en la cárcel.
Estaba confinado en aquella diminuta habitación, húmeda, fría, maloliente, pero a
Fabián no le pareció tan mala, por lo menos estaba solo, un mal compañero de celda
Puede ser mucho peor.

Cuando se hizo de noche apagaron las luces. Fabián se acostó en la incomoda cama.
La puerta tenía una ventana pequeña por donde entraba luz desde el corredor, lo que
Evitaba que la celda estuviera en completa oscuridad.
Los ruidos de la cárcel lo mantenían despierto, cada tanto algún prisionero gritaba, o
Golpeaba la puerta de su encierro. Era un lugar malo y aterrador, aquellas paredes
Guardaban mucha ira, mucha frustración, y no eran pocos los hombres que habían
Muerto allí.

Desvelado, miraba la penumbra que lo envolvía, cuando notó un movimiento en un
Rincón. En una esquina, en la pared en donde estaba la puerta, se distinguía apenas
La figura oscurecida de un hombre, sentado en el suelo, mirando hacia Fabián.
Un terror atroz se acumuló en el pecho de Fabián, y el corazón le palpitó con fuerza.
Al fijar toda su atención en aquella figura que había surgido de la nada, advirtió que
En su cara se formaba una sonrisa fiera, un gesto de enfado, y sus ojos parecían
Avivarse como brazas, y brillaban en la oscuridad.

La fantasmagórica figura desapareció varias veces, como si se desvaneciera, luego
Surgía de la oscuridad, y volvían a brillar sus ojos encendidos.
Las semanas que estuvo encerrado fueron un calvario para Fabián; las cárceles son
Lugares espantosos, sobre todo si se tiene un mal compañero de celda.

1 comentario:

¿Te gustó el cuento?