¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

miércoles, 1 de junio de 2011

Gatos en el tejado

Unos gatos se peleaban en el tejado, y mantenían despierto a Alfonso.
- Gatos pulgosos, molestar a esta hora - murmuró Alfonso.
No solo los gatos lo mantenían despierto, estaba pernotando en una pensión, y
No estaba acostumbrado a dormir fuera de su casa.
Los gatos seguían en el tejado, lanzando largos maullidos bajo la luna.
Alfonso se levantó molesto y fue hasta la ventana, la abrió de par en par.

La ventana no daba a ningún paisaje, daba a un patio interior lúgubre, triste.
La luna iluminaba lo vacío del patio. Por encima del tejado se veía una porción
De cielo despejado, limpio de nubes. Alfonso notó que los gatos se habían
Callado, cerró la ventana y regresó a la cama.
Se disponía a dormir cuando escuchó un chirrido, eran las viejas bisagras de la
Ventana, alguien las empujaba desde afuera. Alfonso volteó hacia el ruido; en
El marco de la ventana, estaba parado, intentando ingresar a la habitación, un
Ser pequeño, de unos treinta centímetros de alto, de forma humanoide.

Alfonso se levantó de forma brusca, ese movimiento pareció espantar al
Pequeño intruso, brincó hacia el patio y lo atravesó corriendo, luego
Trepó por una pared y llegó hasta el tejado, Alfonso lo miraba estupefacto
Desde la ventana. Cuando aquel ser alcanzó el tejado, lo emboscó un grupo
De gatos, que lo vigilaban desde lo alto. Nuevamente los gatos comenzaron
A pelear contra aquel ser maligno de la noche.

5 comentarios:

  1. El cuento esta genial no habia visto uno tan bueno, es uno de los mejores de la pagina.
    Te felicito Jorge
    eres mi idolo, besos.
    pdta:ojala que sigas publicando cuentos tan buenos como este

    ResponderEliminar
  2. Hola Javiera!. Gracias por el comentario. Mi objetivo es seguir escribiendo,alguno bueno saldrá. Te mando un saludo!.

    ResponderEliminar
  3. muy bueno, yo tambien tego unos cuentos reales de gatos pero no se como escribirlos

    ResponderEliminar
  4. Jaja me acordo una anecdota de mi tio habia contando que a la madrugada cuando se preparaba para trabajar. Salio al patio y le parecio ver un duende arriba del techo y se metio corriendo a la casa . Me encantan tus cuentos.

    ResponderEliminar
  5. este cuento me sirvio para mi trabajo del cole grasias....

    ResponderEliminar

¿Te gustó el cuento?