¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

Translate

domingo, 19 de junio de 2011

La nueva casa del pueblo

Una noche, soñé que caminaba por la calle principal de mi viejo pueblo.
La calle estaba iluminada y se veía perfectamente las casas que la bordeaban, pero
Todo lo demás estaba oscuro, como si fuera de noche. En el cielo cruzaban
Velozmente unas nubes blancas. Desde unas calles transversales, oscuras como
Túneles, o abismos, vi aparecer un grupo de personas, que caminaban juntas.

Las personas llegaron a la calle iluminada y doblaron en la misma dirección en
Que yo caminaba. Seguí avanzando, acompañado por aquella pequeña multitud.
Reconocí barios rostros, eran habitantes de aquel pueblo, cuando yo vivía en el,
Otros eran desconocidos.
Todos marchaban en silencio, algunos estaban pálidos, otros tenían el rostro
Amarillento. Al observarlos con mas cuidado, el sueño se volvió pesadilla.

Todos parecían estar muertos, tenían la cara inexpresiva, incluso algunos caminaban
Con los ojos cerrados, otros tenían la mirada opaca, nublada.
Quise correr pero no podía. Seguí andando junto con aquella procesión de muertos,
Hasta que llegamos frente a una gran casa que no reconocí. Cuando vivía en el
Pueblo en aquel lugar había un terreno baldío.

Repentinamente se abrió la puerta de la casa desconocida, y los muertos comenzaron
A ingresar en ella. En el interior de aquella casa había una oscuridad insondable,
Las personas entraban e iban desapareciendo en aquella oscuridad. Yo quedé en
La calle, cuando la última persona muerta pasó por el umbral la puerta se cerró, y
En ese momento desperté.

Un tiempo después, tuve la suerte de regresar a mi viejo pueblo natal. Conversando
Con mis familiares, me enteré que las personas que vi en mi sueño, las que
Reconocí, estaban efectivamente muertas. Cuando salí a recorrer el pueblo, quedé
Paralizado al distinguir la casa que vi en aquel sueño, era la misma casa. Estaba donde
Antes había un terreno baldío, y resultó que era una empresa funeraria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te gustó el cuento?