¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

jueves, 16 de junio de 2011

Los títeres

En el día del niño escolar, cuando yo iba al jardín y tenía cinco años, hubo en mi
Clase un espectáculo de títeres. El titiritero era un viejo, no se como se llamaba,
Armó su pequeño escenario y comenzó la función.
Los títeres eran pequeños, de esos que son como un guante, el viejo imitaba diferentes
Voces y movía los títeres con mucha gracia.

Toda la clase se estaba divirtiendo, recuerdo que nos reíamos a mas no poder.
Vi que la maestra salió de la clase, creo que a fumar. Cuando oímos una tos, y luego
Los títeres desaparecieron detrás del pequeño escenario, quedamos expectantes.
El viejo, al cual no veíamos pues estaba oculto tras la mampara que el había armado,
Tosió varias veces y luego quedó en silencio.

Recuerdo que nos mirábamos desconcertados, no sabíamos lo que pasaba.
Aparecieron de nuevo los títeres. Desde ese momento sucedió algo extraño, los dos
Títeres comenzaron a mirarnos, giraban su cabeza y se hablaban entre ellos,
con palabras que no comprendíamos, murmuraban algo y volvían a mirarnos.
Yo estaba en la primera fila, tengo claro el recuerdo de oírlos hablar al mismo tiempo.

Una de las niñas de la clase comenzó a llorar, y la siguieron otros. Cuando la maestra
Irrumpió en el salón los títeres se ocultaron.
Cuando la maestra se asomó por encima de la mampara, supongo que para decirle
Al hombre que no siguiera con su acto, aparentemente se apoyó demasiado en el
Precario escenario y este se derrumbó, y el titiritero, que estaba sentado en una silla,
Calló hacia adelante, tenía la boca parcialmente abierta y la cara muy tiesa.

El viejo había muerto del corazón, mientras realizaba su acto, y estoy seguro que
Fue antes de que los títeres comenzaran a mirarnos y hablar entre ellos de forma extraña.

3 comentarios:

  1. Está bueno, pero el final era algo predecible. Por fin encontre un blog como el tuyo!

    ResponderEliminar
  2. Era predecible el final, pero no deja de ser bueno. Me gustó.
    ¿Qué tramarían esos dos títeres?

    ResponderEliminar
  3. El final no tenía que ser una sorpresa. Mi intención era que se dieran cuenta que el titiritero había muerto durante la función, y que los títeres no eran manejados por su voluntad, que algo maligno había tomado el control. Sacrifiqué un final inesperado por una cuota de terror, lo he hecho en algunos de mis cuentos. Saludos!

    ResponderEliminar

¿Te gustó el cuento?