¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

Translate

martes, 28 de junio de 2011

Robando una casa embrujada

Durante la madrugada, en una noche oscura, una silueta se deslizaba entre las
Sombras de una zona residencial. La silueta era Octavio, ladrón profesional, si
Puede llamarse profesión al arte de delinquir.
Sigilosamente llegó hasta su objetivo; una casa abandonada, de aspecto antiguo.
Con mucha pericia, ingresó a dicha casa por una ventana. Adentro todo era
Oscuridad y silencio. Encendió una linterna pequeña, estaba en un corredor, de
Piso de madera y techo alto. En las paredes había algunos retratos “Creo que
Encontré una mina de oro” pensó Octavio mientras descolgaba un retrató.

Octavio se sobresaltó cuando escuchó que alguien llamaba su atención:
- !Psss…¡, !psss¡, aquí - dijo una voz desde la oscuridad.
Tirado en el suelo, con parte de la espalda recostada contra la pared, había un
Hombre vestido de negro, con la cabeza cubierta por un pasamontañas.
El hombre levantó un brazo y señaló hacia un extremo del corredor, Octavio
Enfocó su linterna hacia allí. Por el corredor avanzaba una mujer de cuerpo grueso;
Tenía puesto un camisón antiguo, su cabellera estaba como electrizada, y, la
Expresión de su cara, la papada y las arrugas, le daban un aspecto similar al de
Un perro buldog.

Una de las cualidades de Octavio era que podía pensar rápido en situaciones
Apremiantes o de peligro. Supuso que el que lo advirtiera sobre la mujer de
Rostro horripilante y obvia naturaleza sobrenatural, era un colega, un ladrón, y
Que por su postura posiblemente estaba herido.
La aparición, o lo que fuera aquello, ya estaba a pocos pasos. Octavio intentó
Levantar al hombre - !Vamos¡ - le dijo, y lo tomó de un brazo.
El hombre que estaba en el suelo se desmoronó; solo era un montón de huesos.
Octavio alcanzó la ventana y saltó en el mismo momento en que la mujer le
Lanzaba un manotazo. Calló fuera de la casa y se alejó lo mas rápido que pudo.

2 comentarios:

¿Te gustó el cuento?