¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

martes, 5 de julio de 2011

El misterio de la casa de campo

Para alejarse del trajín de la ciudad, durante su licencia, Mario alquiló una casa
En las afueras, cerca de un pequeño pueblo.
Desde la casa se veían praderas y bosques. Los techos del pueblo apenas
Perturbaban la armonía del paisaje. La gente de la zona era saludadora, se respiraba
Un aire puro, el aroma de los bosques de eucaliptos iba y venía, perfumando todo
Con su frescor. Durante su primer día en aquel lugar, Mario recorrió varios
Senderos, se paseo por el pueblo, y hasta se dio un chapuzón en un arroyuelo.

Cuando llegó la noche y la oscuridad, a Mario le resultó algo inquietante el
Silencio que dominó el paisaje. Las últimas luces del pueblo se apagaron temprano;
El pueblo mismo pareció desaparecer en la oscuridad, y a no ser por el ladrido de
Algún perro, no había sonidos que indicaran que estaba allí.
Mario se acostó temprano. Despertó durante la madrugada, al escuchar unos
Pasos rondando por la habitación.

En la oscuridad de la habitación, distinguió la figura de un hombre que caminaba
De un lado para el otro, llegaba asta un extremo, giraba, y volvía a caminar.
- !Todo el pueblo está contra mi¡, están todos locos, ¿porqué a mi? - dijo
Repentinamente el hombre que caminaba por la habitación.
Mario, desde la cama, lo observaba aterrado y confundido. De repente se oyeron
Unos golpes fuertes acompañados por el griterío de una muchedumbre.
- !Ya están aquí, quieren entrar a la casa¡, !ah, pero a mi no me van a agarrar
vivo, a mi no¡ - volvió a hablar el hombre, y, seguidamente, subió a una silla,
Rodeó su cuello con una cuerda que colgaba del techo y saltó.

El hombre quedó colgando, meciéndose, después de unos segundos desapareció,
Los ruidos de la muchedumbre cesaron, todo volvió a estar en silencio.
Cuando la claridad del día comenzaba a ingresar por la ventana, Mario, después
De pensar mucho, estaba por convencerse de que todo aquello solo había sido
Un mal sueño, una pesadilla; pero al mirar hacia el techo, vio, en una viga, un
Trozo de cuerda, en el mismo lugar en donde el hombre se había ahorcado.

4 comentarios:

  1. buenas tardes a qui le envio un comentario de el cuento de terror
    me gusta su cuento y lo voy a copiar en mi cuaderno nada mas que
    esta largo bueno me despido
    mi nombre


    jose guadalupe carrranza reyes
    escuela dr.jorge jimenez cantu
    maestra:ericka guadalupe olivares vera
    materia favorita: musica y educasion
    quien te gusta:paola y elizabeth de 4º

    ResponderEliminar
  2. Hola!. Gracias por entrar al blog y dejar un comentario. Te mando un saludo Jose!

    ResponderEliminar
  3. me encanto mucho el cuento.
    ha casi se me olvida te puedo hacer una pregunta:
    ¿cuantos años tienes?

    ResponderEliminar
  4. Hola Javiera. Tengo 34 años, el 2 de diciembre cumplo los 35. Gracias por comentar. Saludos.

    ResponderEliminar

¿Te gustó el cuento?