¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

martes, 20 de septiembre de 2011

Entre Penumbras

Su Marido dormía desde hacía rato, roncaba como siempre. Mirta estaba despierta,
esperando que el sueño la venciera y así poder dormir.
Su habitación estaba en penumbras, apenas se distinguían las cosas que allí había.
El armario, de color claro, se veía como un monolito contra la pared. El ventilador
de techo zumbaba desde lo alto, y en aquella oscuridad, parecía que se movía hacia
los lados, mas de lo normal. El diploma de su esposo, enmarcado en la pared, reflejaba
algo de la débil luz que traspasaba la cortina de la ventana; las cortina misma, en
aquella oscuridad, daba la impresión que ondulaba con lento movimiento.

Un débil sonio hizo que Mirta mirara hacia la puerta. Se abrió lentamente, detrás de
ella apareció una figura pequeña, de hombros angostos. Mirta se bajó de la cama.

- ¿Qué pasó Rodrigo? - susurró Mirta - Otra vez viste monstruos, ¿es eso?

La silueta pequeña pareció asentir con la cabeza. Mirta lo tomó de la mano y
salió al corredor. El corredor también estaba oscuro. Llegó frente a la habitación
de Rodrigo y tanteó la perilla de la puerta. Al entrar, vio que algo se movía sobre
la cama de su hijo; un bulto se incorporó con rapidez.

- ¡Mamá! ¿Quién es ese? ¿A quién le estás dando la mano? - gritó Rodrigo desde
su cama.

3 comentarios:

  1. Buenas noches, Jorge:
    Soy una profesora de Madrid, España y le escribo para comunicarle que una de mis alumnas de escuela de adultos, ha seleccionado este relato para un trabajo de mi asignatura (lengua española)para Halloween. Mis felicitaciones por el relato, puede verlo publicado en mi blog educativo:
    http://lluevenlarcadia.blogspot.com
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  2. Hola. Gracias.
    Este "hijo" mio es uno de mis favoritos.
    Los microrelatos de terror, son más difíciles de escribir, de crear, que los cuentos más largos, a pesar de lo que creen muchos.
    Le mando un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Jorge!!
    Yo solo se, que ya no se cuál es mi cuento favorito :)
    Saludos!

    M. S.

    ResponderEliminar

¿Te gustó el cuento?