¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Te Hago Un Cuento Personalizado

¡Hola! Te hago un cuento personalizado, sobre el tema que quieras y el género que gustes, para gente grande o niños. Puede ser un boni...

miércoles, 26 de septiembre de 2012

La enfermera

Estaba bajo los efectos de la anestesia pero sé lo que vi.  Había ido al hospital a sacarme una muela.
Ya estaba sentado y comenzaba a hacerme efecto la anestesia, cuando la dentista que me estaba atendiendo, después de recibir un mensaje en su celular, me dijo que tenía que salir un momento, y salió de la habitación ya marcando un número en el aparato.
Quedé solo en aquella habitación blanca, fría. A mi lado había una bandeja metálica con unos instrumentos que metían miedo. En la pared que tenía frente a mí había una especie de cartel con el dibujo de un cráneo humano con sus dientes.  En un costado se encontraba un armario con puertas de vidrio, y dentro de él había todo tipo de frascos con etiquetas de color.

Luchaba contra el adormecimiento que me causaba la anestesia, cuando de pronto, de la nada, apareció en la habitación algo completamente aterrador, era una especie de espanto, demonio, o quién sabe qué era aquella cosa. Su rostro era tan horripilante que no lo puedo describir, pero si les diré que aquel monstruo estaba vestido como una enfermera, su cabello era de humano y tenía puesto un gorrito blanco de esos que usan las enfermeras.    Aquella cosa iba atravesando la habitación, miraba hacia una pared, pero de pronto miró hacia mí, se detuvo y luego comenzó a acercarse.  En ese momento la doctora entró a la habitación, y aquella cosa desapareció.
La doctora habrá notado el terror en mis ojos, pero seguramente pensó que era por extraerme la muela.

Escribo esto porque hoy me van a operar. Tuve un accidente y ahora estoy en el mismo hospital donde vi a la cosa espantosa. Traté de que me llevaran a otro lado pero apenas puedo hablar. Estoy escribiendo esto en un papel que conseguí. En cualquier momento me van a llevar a la sala de cirugía.
Ya están entrando con la camilla. Es un enfermero y una enfermera. La enfermera me está sonriendo como si me conociera. Creo que es ella…
 

10 comentarios:

  1. Me encanto yo tengo 11 años y como yo apenas sali ayerd del hospital por que me dio broncoespasmo y me quede varios dias ahi claro mi mama me cuidaba ys se sentian la precencia de los niños fantasmas como estba en la 47 me daba terror por uqe en las noches mi mama estaba dormida y los enfermeros estaban atendiendo alos bebes pero le saco un diez cerrado a tu historias el cien por ciento real

    ResponderEliminar
  2. Hola.
    No hay que tener miedo a los hospitales, sólo cuando leen mis cuentos ¡jeje! Saludos y que te recuperes del todo.

    ResponderEliminar
  3. Yo también estuve 1 mes en un hospital y constatemente se oían ruidos raros en la noche... claro eso fue hace un año y me recupere.

    ResponderEliminar
  4. Estube 2 meses ingresado en un hospítal de guatemala, no soy de guatemala, pero en ese pais tube un accidente, pero creanme lo que vi, en ese hospital, jamas lo olvidare.

    ResponderEliminar
  5. Si que viste?? 😔👉👀

    ResponderEliminar
  6. Pudo ser cualquier cosa, tal vez a una enfermera muy linda ¡Jeje!

    ResponderEliminar

¿Te gustó el cuento?