¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

domingo, 17 de marzo de 2013

El invitado

Mary conducía su auto por una avenida llena de árboles que unían sus sombras a la oscuridad de la noche, y no estaba sola. Un viento frío gemía por todas partes, pasaba entre las casas, desarmaba los hilos de humo que se elevaban de las chimeneas, sacudía con furia a los árboles de las veredas y los jardines, haciendo volar hojas secas hacia todos lados. Y cuando cesaba por momentos las hojas caían lentamente yendo de un lado para el otro hasta que tocaban la calle.
Mary miró por el retrovisor y vio que le sonreían desde el asiento de atrás; era una carita diminuta de niña, le faltaban los dientes delanteros y tenía los ojos grandes y claros. Su acompañante era Florencia, su hija. La madre esperaba verla dormida, entonces le preguntó:

- ¿No puedes dormirte, mi vida?
- No tengo mucho sueño mami -le contestó Florencia con una voz aguda propia de una niña de su edad.
- Bueno. Ya falta poco para que lleguemos a casa, dentro de un ratito.

El auto siguió atravesando la avenida ensombrecida por los árboles. Las hojas voladoras se atravesaban en el camino, seguían al auto algunas, mientras el viento continuaba gimiendo por todos lados.
Al escuchar que el celular estaba sonando, Mary buscó dónde detenerse para contestar, y lo hizo frente a un gran terreno baldío. Era su jefe. Mientras hablaba con él escuchó que Florencia decía algo pero no le prestó atención porque la llamada era importante.  Cuando terminó de contestar vio que su hija había acercado su cara a la ventanilla y parecía estar dialogando con alguien que estaba afuera, mas cerca del auto no había nadie.

- ¿Qué estás haciendo, Florencia?
- Estoy hablando con un payaso -contestó la niña a su madre.

Mary quedó algo sorprendida por la respuesta. Al observar el terreno lo reconoció, y al recordar algo que había escuchado en las noticias hacía tiempo sintió miedo de repente. Más de dos años atrás, aquel terreno baldío había sido ocupado por un circo, y después de retirarse éste descubrieron allí el cadáver de un payaso, ya medio descompuesto pero aún con algo de maquillaje en el rostro.
Mary pensaba en eso cuando unas malezas se agitaron como si algo las moviera, y entre éstas apareció sorpresivamente la cara de un payaso de aspecto aterrador.  Tras lanzar un grito puso el auto en marcha y luego aceleró, y con un chirrido de llantas madre e hija se alejaron de allí; pero no se libraron del todo del payaso, pues en su inocencia la niña lo había invitado a su cumpleaños…

17 comentarios:

  1. Te pasaste Jorge, ese cuento combina suspenso, buena redacción y un final con más suspenso y terror. Felicitaciones

    ResponderEliminar
  2. Soy el autor de este y de todos los cuentos del blog. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Jaajjaja pobre bb, esta bn jevi

    ResponderEliminar
  4. Hola, he hecho un video sobre este cuento, si te molesta puedo eliminarlo, saludos.

    http://www.youtube.com/watch?v=z_mgGzf7ltU

    Disfruté de la lectura de tu sitio.

    ResponderEliminar
  5. No me molesta. Han hecho varios videos con mis cuentos. Quedó muy bien. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno..lo felicito..me quede con ganas de ver el vídeo..!!

    ResponderEliminar
  7. Muy bien, me gustan tus relatos. Creo que eres un gran autor, me dejas con ganas de seguir leyendo mas;) saludos

    ResponderEliminar
  8. Gracias por todos los comentarios. Saludos gente.

    ResponderEliminar
  9. Woow muy bueno tu historia, en lo personal me dio miedo:$ ya que los payasos siempre me an parecido diabolicos jeje XD

    ResponderEliminar
  10. Buena historia aahhaha megusto mucho =D

    ResponderEliminar
  11. Wow se me erizo la piel, me asusté mucho pues les temo a los payasos. Está aterrador, felicidades!! Ya he leido casi todos los cuentos me gustan mucho. Saludos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja esto me dio miedito

      Eliminar
  12. Se me erizó la piel, a.mi me aterran los payasos. Me gustan mucho tus cuentos ya casi los he leido todos. Saludos :D

    ResponderEliminar
  13. Se lo contare a mi hermana ya que ella le teme a los payasos gracia por otro estupendo relató..

    ResponderEliminar

¿Te gustó el cuento?