¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

lunes, 4 de noviembre de 2013

Los muñecos

Sebastián me contó que sus hermanos eran diferentes. Cuando llegué a la casa los dos estaban jugando en el suelo, haciendo ruidos guturales que solo ellos entendían, pues parecían comunicarse con ellos; eran gemelos.
Había entablado amistad con Sebastián en la escuela, y en esa ocasión me invitó a pasar el día en su casa.  Ambos teníamos nueve años; sus hermanos seis.
Su casa era enorme, y a esa edad me pareció un palacio. Cuando entramos a la habitación donde tenían los juguetes quedé con la boca abierta. Tenían estantes y estantes repletos de juguetes de todo tipo, también había cajas donde se amontonaban algunos. Los hermanos de Sebastián se entretenían “hablando” entre si con aquellos sonidos incomprensibles para los demás.

- ¿Ellos no juegan? -le pregunté a Sebastián, con la imprudencia y falta de tacto que tenía a esa edad.
- Antes jugaban -me contestó-, pero últimamente no, ya no les gustan estos juguetes.
- Nos gustan los muñecos de la ventana -dijo uno de ellos, volviéndose hacia nosotros.
- Sí, los muñecos de la ventana -afirmó el otro, señalando la abertura.

Sebastián se notó algo sorprendido, evidentemente creía que no estaban prestando atención a lo que hablábamos, y creo que no escuchaba muy seguido la voz de sus hermanos.

- ¿Los muñecos de la ventana? -pregunté, y miré hacia la única ventana que tenía la habitación.
- Es algo que inventaron -me susurró Sebastián.

Jugamos casi toda la tarde. Después tomamos té junto a sus padres en un salón inmenso. Aquello no estaba mal, comparado con comer un trozo de pan con manteca sentado en un escaloncillo del fondo de mi casa, sin embargo, no cambiaría el familiar escenario donde el sol descendía filtrando rayos de luz entre los naranjos, por la vastedad fría de aquel salón.
Les caí tan bien a los padres de mi amigo que me invitaron a cenar. Cuando acepté fueron hasta mi casa (porque no teníamos teléfono) para avisarle a mis padres.
Bajo las sombras de la noche aquel inmenso hogar me resultaba ahora algo inquietante. Cualquier ruido se amplificaba y deformaba al pasar por las inmensas habitaciones. 
Mirábamos televisión cuando los hermanos de mi amigo voltearon a la vez hacia un corredor, como si los hubieran llamado, se levantaron y fueron rumbo al salón de los juguetes.  Poco rato después tuve que ir al baño. Cuando volvía por el corredor recordé lo de los muñecos de la ventana.

La puerta donde se hallaban los gemelos estaba entornada. Los dos estaban sentados en el suelo, con la vista levantada hacia la ventana, y sonreían.  Entonces entré a la habitación y también vi a los “muñecos”. Eran dos monstruos pequeños, como duendes, tenían la cara ennegrecida y lucían rasgos demoníacos, pues tenían cuernos y cabeza alargada. Se movían como si estuvieran danzando o representando algo. Estaban tras el vidrio. Al verme se desvanecieron, pero antes dijeron algo incomprensible. Inmediatamente los gemelos me miraron disgustados.
Después de aquel susto ya no quería quedarme allí, pero de todas formas esperé la cena.
Nunca más volví a pisar aquella casa, y no mucho después toda la familia se mudó de ciudad, y desde esa época la casa está abandonada.


31 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola jorge, soy Betto de bs as. Me encantan tus cuentos, llenos de misterio y terror. Pero lo que más me gusta, es la forma en que describís a las brujas. Te juro que me pone las piel de gallina. Muy bueno, te felicito!

Jorge Leal dijo...

Hola, Betto. Gracias por el comentario, vecino. Saludos desde Uruguay.

Julio Cesar Gomez Cardenas dijo...

Me gusto el cuento pero me puedes decir quien es el autor del cuento "
Los Muñecos"

Jorge Leal dijo...

Hola. Julio, soy el autor de este cuento y de todos los que hay en el blog. Saludos.

Raul Mejia Lopez dijo...

Hola Jorge me encantan tus cuentos en verdad, me atrevo a decir que los eh leído todos y cada uno es increíble y emocionantes, saludos desde México

Jorge Leal dijo...

Hola Raúl. Gracias por leerme. Te mando un saludo desde Uruguay.

Anónimo dijo...

Facinante me pusieron un diez

Anónimo dijo...

El lunes les aviso que calíficasion me sacan con este cuento.

veronica cervantes dijo...

hola Jorge, saludandote de nuevo de Sinaloa Mexico, me sigues sorprendiendo y encantando con todo lo que publicas
felicidades amigo y gracias por compartir tu talento

Anónimo dijo...

Muy bueno amiho

veronica cervantes dijo...

hola Jorge, de nuevo fascinada con estos últimos cuentos que has publicado, me han encantado, sobre todo el de La Madera, me impresiono bastante, hasta luego, seguiré leyendo, saludos de sinaloa, México

Anónimo dijo...

¡Muy bueno tu cuento! ;)

berenice maldonado dijo...

mui bueno el cuento1!!!

Anónimo dijo...

Hola soms d bs as todas las noches leemos un cuent cn mi hija nos encanta. Speramos mas cuentos maravillosos. Lore y mailen

Anónimo dijo...

Buenizimo me encanto saludos desd ARGENTINA

Jorge Leal dijo...

Gracias a todos por los comentarios. ¡Saludos!

ARLET dijo...

es imprecionante lo leer algo asi.JORGE TIENES UN GRAN TALENTO!!TE FELICITO;SALUDOS DE MI MEXICO LINDO
:)

Jorge Leal dijo...

Gracias Arlet. Te mando un saludo.

pachi calle dijo...

hola jorge me podrias decir como,donde y cuando surgio el cuento los muñecos
responde lo mas pronto posible porfa
gracias

Jorge Leal dijo...

Hola Pachi. Responder cómo surgió un cuento es algo complicado para cualquiera que escriba, y más si es autodidacta como yo. Casi nunca surgen como los lectores creen, o como algunos escritores pretenden que crean.
¿Por qué quieres saber eso? Espero que no lo hayas tomado para algún concurso escolar o algo así diciendo que era tuyo. Si ese es el caso no te puedo ayudar; y si no lo es, bueno, esas preguntas no tendrían que hacérselas a los que escriben, porque se pierde la "magia". Saludos.

pachi calle dijo...

no lo tome como mio nunca haria eso pero no importa si no puedes decirme como surgio solo dime cuando porfa

Jorge Leal dijo...

Lo escribí en agosto de este año.

Davids DJs dijo...

Hola jorge tus cuentos son muy buenos saludos desde london.

Anónimo dijo...

Soy dalma y me encantan tus historiass podrías aser alguna de la llorona x fi

Jorge Leal dijo...

Hola Dalma. Puede ser, aunque es una historia más que gastada, pero no descarto que escriba uno. Incluso ya se me está ocurriendo algo. Vamos a ver. Saludos.

Anónimo dijo...

Bueno Jorge la verdad que estos cuentos no me parecen nada buenos. Tendria que haber mas suspenso, una trama mas interesante y las explicaciones mas concretas para que el lector quede con intriga y satisfaccion de la lectura. Espero que este comentario sirva como critica constructiva y tomes los consejos.

Jorge Leal dijo...

Más que consejo lo tuyo es una opinión. No te gustan, bien, nunca escribo pensando que les va a gustar a todos. Al decir "estos cuentos", ¿te refieres a los casi ochocientos que he publicado en el blog? ¡Jajaja! Tu comentario es bastante exagerado, hay todo tipo de cuentos; pero claro, si no te gusta ninguno, pues nada. A mí hay autores que no me gustan, para eso no hay remedio. Eso sí, aunque vivo de lo que escribo desde hace un tiempo (aunque todavía soy un principiante), no ando dejando críticas a nadie, porque eso le corresponde solo a los maestros.
Gracias por comentar. Saludos.

Nicolas Miguel Castro dijo...

Me encanta tu imaginacion, es buenisima la historia. Me encantria publicar alguna historia de las mias y ser famoso.Tipo JKRowling. Saludos

Jorge Leal dijo...

Tal vez lo seas. Algunos maestros en sus comienzos ni sospechaban cuán lejos iban a llegar. Saludos.

Ximena Paredes dijo...

Hola Jorge, soy de Perú, felicitaciones por tus historias, he estado leyendo algunas y son muy buenas de verdad :D
Quería saber si has escrito alguna referente a algún pacto con un demonio, no se, me parecería interesante, y si ya lo habías hecho, ¿te molestaría dejarme el nombre? me gustaria leerla!

En fin, muy buenos cuentos de verdad, saludos.

Jorge Leal dijo...

Hola Ximena. De demonios o el diablo tengo un montón, pero con pacto incluido... muy pocos, y, como es un tema que no me gusta mucho, la verdad es que ahora no recuerdo el nombre de ninguno. Muchas veces al publicarlos les cambio el nombre y eso me confunde, y mis carpetas son un poco desordenadas ¡Jaja! Es que ya van tantos cuentos... Te animo a que sigas leyendo el blog y seguramente encontrarás alguno sobre el tema. Y por cierto, espero que no hayas hecho ningún pacto ¡Jaja! Bromeo. ¡Saludos!

Publicar un comentario

¿Te gustó el cuento?