¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

sábado, 26 de julio de 2014

El circo (octava parte)

A Diego no le gustó nada el nuevo giro que presentaba la situación: ¿un nuevo monstruo? Ahora que tenía dos aliados inesperados, surgía otra amenaza. ¿Acaso todo iba a seguir empeorando aquella noche? 

- Oigan, ¿cómo es el asunto de ese monstruo que dicen? ¿No es un vampiro? 
- No, de eso estamos seguros -le contestó uno de los tipos, mientras vigilaba hacia afuera. Después volteó hacia Diego-. No me había presentado; en el apuro en que nos encontramos… Me llamo Mauro.
- Diego, y realmente me alegra tenerlos de mi parte.
- Yo soy Willy -se presentó el otro, y le estrechó la mano-. Diego, es de suponer que los vampiros del circo te hicieron algo, por eso el incendio.
- Acabo de enterrar de nuevo a mi tío; lo convirtieron en vampiro.
- Lo siento. Dime, ¿viste el espectáculo de los vampiros esos?
- Parte de él, me fui temprano. 
- Entonces no viste al payaso gigante, es el que cierra la función. Al verlo la gente debe creer que usa zancos o alguna prótesis, y que casi todo su cuerpo es relleno, pero se equivocan. Como ya dijimos, no sabemos exactamente qué es, solo que no es un vampiro. Debe ser una especie de demonio, suponemos. Hemos escuchado sobre otro circo cuyos payasos no son gente, aunque tampoco eran vampiros. Esos no usaban máscaras, su cara era así. Por suerte ese circo ya no existe mas. El monstruo de este circo probablemente es de la misma especie que aquellos, aunque este es mucho mas grande. 
- ¿Un payaso gigante? -preguntó Diego, y revisó las balas que le quedaban en el revólver. Volvió a recargarlo. 
- Oh sí, un payaso aterrador -y Willy recargó también su metralleta. 

Los vampiros se movían entre los árboles, moviéndose de tronco en tronco, acechando ahora. Escudriñaban hacia la casa, emitían una especie de chillido, comunicándose, y evaluaban el ataque. Podría decirse que se volvían mas listos, aunque su humanidad se había desvanecido; el que pensaba era el monstruo. 

- ¿Cómo pudo sobrevivir al incendio? -siguió indagando Diego. 
- Debe ser porque ese desgraciado no se encontraba en ningún remolque, estaba en la carpa, y esta no se incendió. Seguramente debe saber que fuiste tú; esos monstruos tienen algunos poderes. Si no ha venido todavía es porque se estaba divirtiendo, masacrando a los policías que vigilaban el lugar tras el incendio. Íbamos a ayudarlos, pero cuando rodeamos el terreno yendo por esta arboleda, vimos a estos vampiros y la luz de tu casa. Los policías ya estaban perdidos.     De haberse quemado también la carpa el Sol hubiera destruido a ese monstruo.   Diego, si quieres huir mejor hazlo ahora. Los vampiros ya vienen pero te cubriremos. 
- ¿Huir? Esos desgraciados invadieron esta propiedad y mataron al único pariente que me quedaba, y a nuestro perro. No, huir no. Me quedo aquí. Hace un momento creí que era el fin, y ahora tengo una nueva oportunidad para liquidar a esas cosas. 
- Así se habla -dijo Mauro-. Te comprendo perfectamente. A mí también me motivó la venganza. 
- Bien, tu ayuda no nos viene nada mal -le aseguró Willy-. Hasta ahora fuiste muy bueno exterminando vampiros. ¿Cómo estás de balas de plata? 
- Me queda un montón. 
- Excelente. Toma esto -Willy sacó una linterna de su mochila -. Es una linterna de luz ultravioleta. Creo que va a ser nuestra mejor arma contra el payaso. Las balas de plata no deben tener el efecto que tienen en los vampiros, pero por lo menos lo molestarán. 
- ¿Ustedes andaban tras los de este circo nomás, o cazar vampiros es una especie de trabajo para ustedes? 
- Mas bien sería como un deporte extremo ¡Jeje! Y también es una misión. Y cazamos también a otros monstruos. Nos hemos topado también con algunos hombres lobo, ¿verdad Mauro? 
- Con algunos, sí -comentó Mauro, sonriendo. 

Los vampiros se decidieron y atacaron. Entre las maderas que tapiaban las ventanas surgieron unos fogonazos, y los que fueron mas osados cayeron.  Algunos corrían alrededor de la casa, no ofreciendo un blanco fácil. 

- Vamos a tener que salir -propuso Mauro, evaluando la situación por la ventana. 
- Opino lo mismo -dijo Willy-. Tenemos que liquidarlos lo antes posible, porque en cualquier momento puede sumarse el payaso, y ahí la cosa se va a poner mas fea para nosotros. Diego, tenemos que luchar espalda con espalda ahí afuera. Van a rodearnos, a intentar que nos separemos, pero hay que mantenerse firme. Si ves que es mucho para ti, quédate adentro.
- Los acompaño. 
- Pero tienes que confiar en nosotros, y hacer lo que te digamos, no puedes paralizarte o dudar, ¿bien? 
- Hagámoslo. 
- Yo salgo primero -les dijo Mauro. Empuñaba un revólver en la zurda y un cuchillo en la derecha.

Salieron por el frente de la casa, por donde había mas patio. Los vampiros empezaron a rodearlos. 

- Todavía no dispares ni enciendas la linterna -le indicó Willy a diego-. Tiene que venir todos. Aguanta… todavía no, que vengan todos… 

Los vampiros los rodeaban y avanzaban agazapados, mostrando los dientes, amagando embestidas. 
Cuando el círculo que formaron se iba cerrando mas sobre los tres hombres, Willy gritó “¡Ahora!”, y se desató la balacera.  Los monstruos se movían muy rápido, pero al ser iluminados por las linternas ultravioletas caían o se detenían como su la luz los golpeara, e inmediatamente echaban humo por todo el cuerpo y gritaban horriblemente; y en ese momento venían los balazos.  
Fue un momento caótico, vertiginoso y rápido.  Cuando quedaban solo tres vampiros, Mauro de pronto se apartó de sus compañeros de lucha y los atacó solo. 
Diego nuevamente se sorprendió con la agilidad y evidente fuerza de Mauro, y de nuevo lo escuchó gruñir.   Willy bajó el arma y contempló con una sonrisa como su compañero despachaba a los últimos vampiros. Evidentemente confiaba en la habilidad de este. 
Lo habían logrado, pero estaba por comenzar otro enfrentamiento. 
Diego y Willy se acercaron a Mauro. Diego iba a hacer un comentario sobre su habilidad, pero Mauro volteó de pronto hacia la arboleda y les dijo, señalando un rumbo con el brazo: 

- Ahí viene el payaso gigante. 

Cuando buscaron con la vista entre los árboles, resaltó la figura obesa y gigantesca del payaso. Iba rumbo a ellos. 

Continúa...



31 comentarios:

  1. Jorge llevo solo unos cuantos dias leyendo tu blog y tus cuentos son muy buenos te felicito y ya se cuales cuentos uniste

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Bueno, espero que sigas visitando el blog, y comentando. ¡Hasta pronto!

      Eliminar
  2. exelente cuento en espera de la proxima parte saludos desde guatemala por cierto eres un gran escritor aunque eso ya lo sepas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Andres. Si soy un escritor bueno o no eso depende mucho de ustedes, los lectores. Francamente, todavía no me considero ni escritor, me falta mucho camino. ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Esta es una referencia al cuento que hiciste antes del hombre lobo que se encontró un cazador de monstruos, verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente. Gracias por comentar. ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Es Increible lo bueno que sos narrando ..
    Esto cada dia se pone mas bueno,nos haces imaginar esos lugares,esos campos .. Es como una pelicula escrita demasiada buena ..
    Suerte:espero que sigas asi,soy tu Fan .. Lisandro Goya corrientes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lisandro. Mientras tenga lectores como vos voy a seguir.
      Lindos pagos los tuyos. ¡Saludos desde Tacuarembó!

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Muchas gracias. Te espero en la próxima.

      Eliminar
    2. Por supuesto que estare, como todas las noches con tus cuentos geniales!!!! :D
      Por cierto desde hace mucho queria pedirte, si no es mucha molestia claro, que creases un cuento con dos personajes mitologicos de la region pacifico colombiana de donde soy, una es la tunda y el otro es el riviel, te hablaria de otro personaje pero creo que es demasiado jejeje, de verdad me enccantaria mucho leer un cuento de ellos escrito por ti amigo mio, saludos desde colombia :)

      Eliminar
    3. No conozco esos mitos, estoy muy lejos de ahí ¡Jeje!. Como no sé nada de ellos ahora no te puedo decir ni que si ni que no. Puede ser que al investigarlos me de ganas de escribir, o tal vez no me "sugieran" ninguna historia, tendría que ver.
      Ahora recuerdo que también me pidieron uno de la llorona. En cualquier caso no sería en estos días, porque estoy súper ocupado, pero mas adelante puede ser. Te aviso. Gracias. ¡Saludos!

      Eliminar
  6. Hola jorge amo tus cuentos me encanta que mescles este cuento con uno de mis favoritos la luna y el cazador
    Saludos desde argentina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leerme, Berenice. Mezclar algunos elementos de diferentes historias en realidad es algo que estoy haciendo desde hace tiempo, pero no era tan evidente como en esta, donde incluyo a los personajes de otra. Me alegra que a los lectores les guste, eso me da mas ganas de escribir. Vamos a ver cómo sigue esto. ¡Saludos!

      Eliminar
  7. Muy buenos los cuentos amigo. ¿cuando publicaras la siguiente parte? Me dejas con la intriga jajaja. Alexis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Bueno, esa es la idea, que queden con la intriga para que vuelvan ¡Jeje! También publico por partes por otras razones. De hacerlo en una entrada sola puede que a muchos les de pereza de leer algo muy largo, además, el cuento terminaba antes; le fui agregando cosas, fusionando la historia con otras ideas. ¡Saludos!

      Eliminar
  8. Hola jorge si que eres un exelente escritor!! Estoy fascinada cn tus cuentos y cn tu estilo, no dejes de escribir y ojala llegues adonde quieres un beso grande genio!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ely. Mientras me sigan leyendo voy a seguir escribiendo. Muchas gracias por el deseo, amiga. Un beso.

      Eliminar
  9. Wow q impresión!
    De los monstruos payasos ya habías hecho un cuento no? En el q los mataron con luz ultravioleta? Cómo sea, espero con ansias la novena parte!
    Saludos desde Argentina!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, es parte del universo de los cuentos "Gente de circo". ¡Saludos!

      Eliminar
  10. Hola Jorge tanto tiempo xD. Troll (>_<)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Troll. Ya se te extrañaba por acá; mentira ¡Jaja! (O_=) ¡Saludos!

      Eliminar
  11. Maaas x favor massss!! Está increíble esta historia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que glotona ¡Jaja! Gracias.Vale. Paciencia. ¡Saludos, amiga!

      Eliminar
  12. Excelente como siempre. No se que pasa que todo lo que postee en los anteriores relatos no aparece. Debo tener algun problema. Me da un rabia que ni les cuento. Muy bien Jorge, sigue así la combinación de los 2 relatos en uno espectacular mas de 2 personajes tan queridos como Willy y Mauro, que vuelvan es un placer, mostrando su mejor lado. Muchas gracias. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, José. Si sigues teniendo problemas puede ser cosa de tu navegador, no sé. Podrías intentar con otro navegador a ver si mejora. En comentarios esperando moderación no aparecen.
      Sí, volvieron Mauro y Willy, y esto solo es parte de algo que estoy fraguando ¡Jeje! Tengo ganas e ideas ya para juntar a estos y otro personaje y hacer una novela. Pero antes tengo que hacer un cuento que asentaría el camino para la novela. El problema es que no decido dónde publicar eso, porque este blog es de cuentos cortos, y aunque a muchos lectores les ha gustado estas historias mas largas, mas adelante tengo que cumplir con otro público, con los que buscan cuentos cortos. Además, ya sería una historia como par un libro, o por lo menos un ebook ¡Jeje!
      a mí me tiene entusiasmado, las ideas llegan con fuerza ¡Jeje! Veremos qué sale. Un abrazo.

      Eliminar
  13. Era al final mi navegador por más que abajo en la opción "comentar como:" y selecciono Gmail, no me hace como en casa el logue arme. Debo escribir algo y darle a publicar (aunque no lo publique) para que me logué a diferencia de la pc de casa en la que no tengo problemas (es algo en las configuraciones de la pc de oficina), pero por lo menos le encontré la vuelta. Me alegro que encuentres placer en escribir. Estará interesante ver como unes los distintos cuentos ampliando el universo de historias. Si me permites un pequeño consejo (con todo respeto) sería bueno que postearas algún link al cuento donde aparecen Mauro y Willy, para las personas que no leyeron tus anteriores cuentos. Ojo no intento enseñarte u ordenarte nada, solo me parece que ayudaría a los lectores que te descubren y así vean toda la historia completa. Slds.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era el navegador nomás. Tu consejo es mas que bueno. Eso fue lo que hice en la última historia de "Gente de circo". En este se me complicó un poco la cosa ¡Jeje! Quería hacer otra historia con Mauro y Willy, pero la idea de unirlos a esta se me ocurrió cuando ya la tenía hecha, y casi toda publicada. La modifiqué agregándole algunas cosas a la dos últimas partes (Terminaba cuando Diego enterraba a su tío). Por eso no agregué enlaces. Ahora ya es un poco tarde ¡Jeje! Creo que va a ser mejor ponerlos cuando la termine de publicar. Igual los lectores ya se dieron cuenta; en esta época entran mayormente los que me leen desde hace tiempo. Pero en otros cuentos voy a agregar enlaces, de primera ¡Jeje! Gracias. ¡Saludos!

      Eliminar
  14. Excelente!!!, estaba escuchando musica epica en youtube y leo tu cuento quedo perfecto con la descripcion del ataque.!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Así tendrían que leerlo todos, y si fuera en una noche tormentosa, mejor ¡Jeje! ¡Saludos!

      Eliminar

¿Te gustó el cuento?