¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

martes, 22 de julio de 2014

El circo (séptima parte)

Apenas tuvo tiempo para cerrar la puerta y trancarla con una silla antes de que los vampiros chocaran contra ella. La puerta resistió a duras penas, pero no sería por mucho mas.  Diego fue hasta la ventana, que era una de las que habían tapiado con madera, y apuntando por entre la separación que dejaron entre las maderas, empezó a dispararles para que salieran de allí.  
En un primer momento fue fácil atinarles, y dejó tendidos a cuatro, mas en seguida los otros dieron unos saltos enormes y se apartaron.  Volvieron a arremeter buscando otras entradas. Lo iban a atacar por todos lados. Unos fueron por un lado de la casa y un grupo por el otro lado, algunos saltaron hacia el techo.   Diego corrió hacia la sala; ya estaban metiendo las manos entre las maderas de la ventana para arrancarlas. Tuvo que hacer varios disparos para que se alejaran de aquella abertura. 
Los vampiros iban probando todos los posibles lugares por donde entrar. Se escuchó que rompieron el vidrio de la ventana del baño. Cuando Diego llegó corriendo, un vampiro había logrado meterse hasta los hombros. La bestia lo miró y le mostró los dientes. El disparo fue en la cabeza; el vampiro aflojó los brazos y después cayó hacia afuera. 
La situación empeoraba a cada instante. Chocaban ahora contra la puerta de la sala, y unos pasos larguísimos pasaban por el techo. 

Mientras daba unas zancadas hacia la sala, Diego pensó en la enorme voluntad que debía tener su tío, porque era evidente que había resistido mucho mas tiempo el hambre que los otros, que aunque recién se habían “levantado” era obvio que ya no razonaban, pues aquel hambre los transformaba en monstruos.  Gerardo, tras salir del cementerio, caminó varios kilómetros por las afueras de la ciudad rumbo a su casa, y al llegar a ella recordó donde estaba la llave que escondía afuera, porque había abierto y cerrado la puerta con ella.  Darse cuenta de eso le dio mas fuerzas a Diego; iba a vender muy cara su vida.  Corría de un lado para el otro; los alejaba a tiros de la puerta, los vampiros iban hacia la ventana, o probaban en la del fondo, y no podía descuidar el baño. En cualquier momento iban a entrar. Mas, cuando ya se creía perdido, empezaron a sonar disparos afuera. Era una metralleta. Algunas balas chocaban contra las paredes, pero la mayoría impactaban en los vampiros, y estos quedaban tirados. ¿Sería la policía? Diego dedujo que tal vez eran los policías que habían quedado custodiando la escena del circo. Al mirar por entre las maderas, algunos vampiros estaban tirados en el suelo, y eran mas de los que él había liquidado. “¿Será que cualquier bala sirve para matarlos?”, pensó. Como fuera, ahora su situación ya no era tan desfavorable. 

Por el ruido, dedujo que los tiradores que lo ayudaban desde afuera eran dos. Los fogonazos salían del costado de unos árboles. Él hacía su parte desde adentro, liquidando a todo vampiro que se pusiera a tiro. 
Al disminuir la cantidad de vampiros, los que quedaban se replegaron hacia el fondo. En ese momento dos siluetas salieron de las sombras de los árboles y corrieron rápidamente hacia la casa. Un vampiro rezagado les salió al cruce. Uno de ellos desenvainó dos cuchillos relucientes y, demostrando gran habilidad lo despachó en pocos movimientos. Lo curioso fue que, mientras hizo aquello gruño como un perro. Diego lo vio todo. ¿Quiénes eran aquellos tipos? Cuando se acercaron mas los reconoció: los vio por la tarde, entre los curiosos que miraban el incendio, eran los que parecían observar todo detalladamente, y tenían aspecto de militares. ¿El tipo había gruñido? 
Al pasar frente a la casa uno de ellos preguntó:

- ¿¡Hay alguien ahí!? 
- ¡Sí! ¿Quieren entrar? 
- ¡Sí! ¡Ya se están agrupando y van a atacar de nuevo!
- ¡Vengan por el frente!

Cuando Diego les abrió, la puerta estaba toda floja por los golpes de los vampiros. Apenas pasaron, los extraños sacaron unos recipientes cilíndricos que llevaban en los cinturones y se pusieron a rociar algo en la puerta y en la ventana. Por el olor se deducía que era un concentrado de ajo. Evidentemente sabían de los vampiros. Estaban vestidos como para ir a la guerra, y cada uno tenía una mochila, estaban preparados. 

- Gracias, me salvaron -les dijo Diego. 
- Por ahora -le aseguró uno de ellos-. Tenemos que liquidar rápido a esos vampiros antes de que venga aquel maldito monstruo -y espió por la ventana.
- ¿Crees que vendrá hacia aquí? -le preguntó el otro tipo a su compañero-. Ya es algo tarde. 
- Depende. Oye, muchacho -se dirigió ahora a Diego. El sujeto guardó el recipiente con concentrado de ajo y recargó su metralleta. -, contesta sinceramente, ¿tú incendiaste los remolques del circo? 
- Sí, fui yo. 
- Entonces va a venir. 
- ¿Quién va a venir? -preguntó Diego. 
- El monstruo principal de circo. No sabemos bien qué es. 

Continúa…

24 comentarios:

anonimo dijo...

mmmmmmmmm interesante, uniendo historias con otros cuentos (no dire cual para no arruinar la sorpresa).
Saludos, @KokeMora10

Anónimo dijo...

ay por dios esto estaa cada vez mas buenisimoo Oyeee pero esos. tipos son hombres lobo verdad cuando publicaras la siguiente parte ;) un saludo y un abrazo desde Mexico att kary

Jorge Leal dijo...

Uno de los tipos lo es. Mañana publico otra parte. Gracias, Kary. Un abrazo.

Jorge Leal dijo...

Exactamente. Eres el primero que se da cuenta, parece. No es una sorpresa, ya tendrían que haber asociado, creo. ¡Saludos!

ValeAnny Alvarez dijo...

Woow! Hombre lobo k interesante se parece un poco a la saga de películas inframundo :)
Me muero x leer lo que sigue. ..

Anónimo dijo...

Genial, Hombre lobo al ataque, me encantan tus historias. Apenas llevo como 2 meses leyendo, pero ya lei todos tus cuentos. Saludos desde Mexico y sigue asi Bro

Anónimo dijo...

Buena parte, espero la próxima. Alex

Ely Rivero dijo...

Me gusta cada vez mas!! Y ahora que aparecen hombres lobo mejorrr, gracias jorge x entretener mis noches cn tus buenos cuentos, cada noche te leo y me encanta...

Anónimo dijo...

Ohhh ya recorde quienes son los 2 sujetos

Anónimo dijo...

Buenísimo, más defensores contra los seres que supuestamente no existen, ya recuerdo de otra historia, jaja, me encanta, ojalá sean tres, siento que estoy leyendo un cómic. La verdad Jorge una versatilidad tremenda, super entretenido, y con la calidad de siempre.

Jorge Leal dijo...

Muchas gracias. En las historias esos seres existen. Yo escribo ficción. Pero si anda algún vampiro por aquí que no se enoje ¡Jeje! Mas si alguno quiere decirme algo personalmente, lo espero a mediodía, en una plantación de ajos ¡Jaja! ¡Saludos!

Jorge Leal dijo...

Hasta que se dieron cuenta ¡Jaja! Son los de "La Luna y el cazador". ¡Saludos!

Jorge Leal dijo...

De nada, Ely. Sí, ahora hay un hombre lobo, y después se van a sumar unas sirenas; es broma. ¡Saludos!

Jorge Leal dijo...

Gracias, Alex. Nos estamos leyendo.

Jorge Leal dijo...

Muchas gracias por leerme. ¡Te mando un saludo!

Jorge Leal dijo...

Sí, un poco, aunque en esa no hay payasos, y en mi historia no hay ninguna vampiresa sexy ¡Jaja!
¡Saludos, amiga!

YURI dijo...

HOLA MI QUERIDO JORGE ESTA HISTORIA ME HACE ACORDAR A LA SAGA D CREPUSCULO D VAMPIROS Y LOBOS. Y CREO Q HICISTES OTRA HISRORIA SOBRE ESTAS CRIATURAS. SERA STA LA CONTINUACION? EXCELENTE HISTORIA ME ENCANTA D VERDAD BESOS CUIDATE Y SPERO LA OTRA PARTE

Jorge Leal dijo...

Hola Yuri. Desde hace tiempo mezclo algún que otro elemento de una historia en otra, sin que sea una continuación. En este caso estoy usando dos personajes del cuento "La Luna y el cazador", y tal vez sume algún personaje mas, pero de otra historia (todavía no lo decidí). Supongo que ya leiste las otras seis partes, ¿no? Es un cuento algo largo que lo voy a alargar mas ¡Jeje! Gracias. Besos.

Eleazar Gomez Garza dijo...

Excelente continuacion,, todo el cuento ha estado genial, y los personajes de la luna y el cazador estan geniales tambien,, solo espero que hayan dejado bien cerrada la F150 hehehe,, saludos y seguimos al pendiente de la continuacion,,, saludos desde coahuila mexico,, y que estes bien :)

Jorge Leal dijo...

Te agradezco el comentario, Eleazar. La F150 es para mí, me la quedo; mato a los personajes y ya ¡Jaja! Te espero por aquí entonces. ¡Saludos para tu México!

shasha cardenas dijo...

como que se parece a mm.. no estoy segura pero esta buenísimo

Anónimo dijo...

Sos un capo
con la imaginacion que tenes,podes crear un guion y hasta Marvel Studios no paras ...
Lisandro

Jorge Leal dijo...

Gracias, Lisandro. Me gusta hacer guiones. Desde hace un tiempo estoy estudiando sobre el tema, y como ejercicio adapté varios de mis cuentos. Pero lo de Marvel, no sé, probablemente termine haciendo algún corto cuando mucho, producción casera ¡Jaja! O un cómic con monigotes. ¡Saludos!

Jorge Leal dijo...

Ahora me dejaste con intriga a mí ¡Jaja! Como ya dije, dos de los personajes son de otro cuento, y es parte del "universo" de las historias "Gente de circo", aunque estos payasos eran otro tipo de monstruos, eran vampiros, pero todavía queda un payaso-monstruo ¡Jeje! Gracias. ¡Saludos!

Publicar un comentario

¿Te gustó el cuento?