¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

jueves, 7 de agosto de 2014

El circo (última parte)

El ya inevitable enfrentamiento con el payaso y la repentina transformación de Mauro, le erizaron la piel a Diego.  Mas que una transformación, era la materialización repentina del hombre lobo sobre el cuerpo de Mauro. 
El hombre lobo le gruñó al payaso-monstruo, que tras destrozar la abertura para poder salir, se había detenido allí al ver que ahora se enfrentaba a un hombre lobo.  Después el monstruo se desplazó lateralmente, y el licántropo imitó el movimiento, como un gallo imita los amagues de un rival. Pero en aquel enfrentamiento había un tercero. Diego, con una linterna en cada mano, apuntó hacia la cabeza del payaso y las encendió. La reacción fue inmediata; el payaso ladeó la cara y se cubrió el rostro con el brazo, aunque el brazo también echó humo ante aquella luz. 
En ese instante Mauro dio un salto impresionante hacia el payaso. Diego, rápido de reflejos, desvió la luz hacia otro lado, y cuando el payaso descubrió su rostro volteando hacia ellos, una mano-garra lo golpeó con fuerza. Cuatro surcos inmensos aparecieron en la cara del payaso. Este lanzó un grito de furia, y al volverse hacia Mauro, que le había ganado la espalda, quedó vulnerable a la luz ultravioleta de las linternas de Diego, y ahora la descomunal espalda echó humo como si estuviera por incendiarse.    
El monstruo giró con tanta rapidez hacia Diego que este se vio sorprendido; una mano enorme se levantó sobre él, pero el golpe nunca llegó, porque el licántropo saltó sobre la espalda del payaso en ese momento, y con el frenesí de una fiera rabiosa las garras empezaron a hacer estragos en la cabeza del descomunal monstruo. 

Ahora el payaso giraba y se movía de un lado al otro para librarse del hombre lobo.    Diego hacía lo suyo, enfocando la parte baja del monstruo y el abultado abdomen cuando este quedaba a tiro. 
Como no podía alcanzar a Mauro con sus monstruosas manos el payaso pensó en otro modo. Corrió hacia uno de los muros de la casa y giró el cuerpo a último momento, para que fuera Mauro el primero en recibir el golpe de la embestida. La pared se destrozó con el golpe, casi como si una bola de demolición la hubiera chocado. Por esa acción ambos cayeron dentro de la casa, que a esa altura se mantenía en pie a duras penas.  Diego corrió hacia la nube de polvo que se levantaba en torno al agujero de la pared. Se detuvo bruscamente al ver que el payaso iba emergiendo de los escombros y el polvo.  El monstruo tenía la cara toda rayada de arañazos, y de un ojo medio cerrado le chorreaba un líquido blanco. 
A medida que Diego comenzó a retroceder, el payaso empezó a reírse malignamente.  Aunque lo quemara con la luz, eso no iba a evitar que el payaso se abalanzara hacia él, y con solo un manotazo de aquel coloso sería suficiente; eso si no lo atrapaba y cumplía sus amenazas de comerlo empezando por los pies. 
El payaso avanzó lentamente, seguro de su triunfo, pero un proyectil grande voló desde el interior de la casa surcando el aire con gran rapidez y chocó con fuerza contra la cabeza del payaso.  El objeto era un trozo de pared. El impacto fue tan fuerte que el payaso trastabilló hacia un lado hasta que cayó. 
Mauro salió de entre el polvo de un salto y se plantó en el patio, listo para seguir luchando. 

El payaso se levantó con una rapidez asombrosa para su volumen, y estaba ahora mas enojado todavía. 
Mauro le saltó, pero esta vez fue interceptado por un manotazo que lo hizo caer. Cuando el payaso quiso propinar un segundo golpe, Mauro rodó por el suelo, y mas rápido que su adversario le barrió una pierna con una patada circular; el payaso cayó con estrépito.    Esta vez no se levantó tan rápido, y cuando lo estaba haciendo, Mauro saltó con una rodilla hacia adelante, impactando con esta la cabeza de monstruo, lo que volvió a tumbarlo. 
Ahora el payaso lanzaba gritos de frustración. Era mas fuerte pero no podía atrapar a Mauro, que además de su fuerza de hombre lobo, era hábil en artes marciales. Siguió demostrando su habilidad al empuñar los dos cuchillos que tenía en la cintura.  Mas los tajos que le abría al monstruo volvían a cerrar inmediatamente; solo sus garras afectaban al payaso.  
Al ver lo desparejo que eran los tamaños de los rivales, se supondría que el payaso podría terminar el asunto de un manotazo, pero aunque alcanzó mas de una vez a Mauro, este no parecía muy afectado, pero por otro lado, sus ataques no parecían lo suficientemente fuertes como para acabar con el monstruo.   Con todo, Diego, que continuaba quemando al gigante con las linternas, ya estaba empezando a confiar en que Mauro lo iba a derrotar, pero de pronto este volvió a ser un hombre. “El amanecer”, pensó Mauro. El payaso-monstruo también había sentido algo. Dejó de atacar y empezó a retroceder hacia la arboleda. 

- Creo que vamos a tener que suspender nuestro asunto por ahora -les dijo el payaso-. Pero no crean que se han salvado de mí ¡Jajaja! -y dándoles la espalda emprendió la retirada por la arboleda. 
- Es el amanecer -le dijo Mauro a Diego-. Ya está cerca, el engendro ese va a buscar un refugio. 
- ¡La carpa! -exclamó Diego. 

Mauro tomó una de las linternas y los dos salieron tras el payaso. Estaban por alcanzarlo cuando notaron un gran resplandor mas adelante. Era la carpa que ardía con fuerza. Enormes lenguas de fuego buscaban el cielo entre el humo, y la carpa comenzaba a hundirse sobre si misma, y las llamas la abrasaban mas. La luz del incendio creaba sombras temblorosas y larguísimas en la arboleda. 
El payaso giró hacia Mauro y Diego: 

- ¡Ustedes, fueron ustedes! ¡Eran tres sabandijas! ¡Me las van a pagar! 

Ahora los pasos del payaso eran inseguros, temblaban, y su cuerpo de tonel se estaba ablandando mas. 
Las luces de las linternas lo hicieron humear, pero él seguía. Diego y Mauro iban retrocediendo. La cara del payaso empezaba a lucir todavía mas aterradora, porque sus ojos emitían un odio mas profundo, y se le formaban pliegues por todo el rostro; se estaba desbaratando. 
De pronto escucharon unos pasos que corrían hacia ellos: era Willy, él había incendiado la carpa. Al sumar su linterna el efecto fue mas devastador en el monstruo, y este empezó a retroceder al tiempo que emitía varios tipos de chillidos y gemidos. 
La luz del día crecía en el horizonte, y de pronto el Sol asomó su corona de fuego sobre los campos, y aquella claridad llegó hasta la arboleda, incendiando enseguida al monstruo, que tras lanzar un último grito, comenzó a convertirse en una enorme cosa babosa que las llamas consumían. 

- ¡Vete al infierno de donde viniste! ¡Maldito monstruo! -le gritó Diego-. ¡Eso fue por mi tío, y nuestro perro! ¡Maldito monstruo!
- Eso es, desahógate -le dijo Mauro, poniéndole una mano en el hombro. 
- Lo destruimos -dijo Willy-. Es hora de partir. Pronto vendrán los policías. Tuvimos suerte de que todavía no lo han hecho. Allí adelante el payaso eliminó a varios oficiales. Diego, ¿Qué piensas hacer? Cuando Mauro y yo nos vayamos, aquí va a quedar mucho para explicar. Los cuerpos de los vampiros que dejamos en tu terreno, por recién haberse transformado, no se desintegran con la plata, y tampoco los va a afectar el Sol ahora. Si fueran vampiros mas viejos sería otra la situación, no quedaría nada. 
- Yo… no sé qué hacer. Ahora estoy solo, ya no tengo parientes. 
- Ven con nosotros entonces -lo invitó Mauro-. Muchacho, tienes coraje, y no nos vendría mal otro compañero. ¿Qué dices? 
- ¿Cazar monstruos con ustedes? Ahora que lo pienso, si hay mas monstruos, quiero exterminarlos también. 
- Y los hay -afirmó Willy. Tenemos que irnos. Creo que ya escucho sirenas. 

Y los tres corrieron por la arboleda. Diego miró sobre su hombro y vio la casa de su tío “Adiós viejo hogar. Adiós Gerardo, adiós Ringo, adiós a todos los que ya no están. Me voy a alejar pero siempre estarán en mi corazón”, pensó Diego. 
Alcanzaron un campo, un sendero, y un poco mas allá estaba la camioneta. Salieron a la ruta. 
Willy iba conduciendo. Ninguno hablaba, solo pensaban en lo ocurrido. Muchos kilómetros después Willy cortó el silencio: 

- Mauro, ¿no te resulta extraño que los vampiros del circo hayan matado a tantos? Normalmente son mas cautelosos. 
- Sí, me pareció extraño. Demasiado osados. 
- Bueno, yo no tengo experiencia en asuntos así -dijo Diego-, pero también me sorprende que ataquen a tantos de una vez ¿No tendrían que ser mas cuidadosos para que no los descubran? 
- Normalmente lo son -le respondió Willy-. Pero últimamente parece que todo está empeorando. Hemos tenido bastante trabajo. 
- Ya que tocamos el tema -comentó Mauro-, en esta Luna sentí algo extraño; estoy mas fuerte todavía, y no solo de noche. Pareciera que la energía que me transforma fuera mas fuerte. Lo malo de esto sería que todas las criaturas y fenómenos sobrenaturales también se estuvieran fortaleciendo, y creo que es así. Algo está cambiando, y rápido. 

Los tres volvieron a sumirse en sus pensamientos. El día había amanecido rojizo, y ya avanzada la mañana permanecía así. La camioneta subía y bajaba las ondulaciones de la ruta, y así se perdió tras una loma de horizonte rojizo. 




52 comentarios:

Anónimo dijo...

PUCHA JORGE ME GUSTO MUCHO TODO ESTE CUENTO ESTA PARTE LA ESPERABA CON ANSIAS
ME ENTRETENGO MUCHO LEYENDO TUS CUENTOS DESDE HACE DOS MESES KE LO HAGO Y HASTA HORA ES UNO DE MIS FAVORITOS.
TENGO UN LUGAR MUY ESPECIAL PARA LEER TUS CUENTOS Y ES EL HOSPITAL ESTOY INTERNADO AHI Y ME GUSTARIA KE HAGAS MÁS CUENTOS SOBRE ESOS PARA MORIRME DEL MIEDO
AXEL SALUDOS DESDE PERU..!

shasha cardenas dijo...

una semana esperando pero valio la pena el final fue muy bueno.. exitos¡

Ángela Fernández dijo...

Me encantó la historia, soy fan de las historias de miedo! Un gran final! Saludos!!

Jorge Leal dijo...

Fan y escritora. Haces buenos cuentos. Gracias, Ángela. ¡Saludos!

Jorge Leal dijo...

Gracias. Si te gustó, me quitas un peso de encima, porque había mucha expectativa ¡Jeje! Voy a publicar por lo menos un cuento mas con estos personajes, uno largo, dividido en partes como este, así que estate atenta. ¡Saludos!

Jorge Leal dijo...

No podría haber un mejor lugar para leer cuentos de terror: un hospital. Solo superado por un castillo gótico en una noche de tormenta ¡Jaja! Axel, te recomiendo que busques donde dice "Categorías", "cuentos de hospitales embrujados", en la parte derecha del blog. Eso solo si te divierten esos cuentos, si te vas a asustar mucho, no; el objetivo es divertirse, no pasarla mal.
Espero que te mejores. Gracias. ¡Saludos!

Raul dijo...

muy buen final Jorge!!, aca en México ya tiene un fan......saludos.

Anónimo dijo...

En toda guerra despues de la tormenta viene la calma,habra dias en que perdamos la fe,dia en que nuestros aliados nos traicionen,pero jamas llegara el dia en que olvidemos a Jorge Leal y sus hermosos cuentos(dicho por Optimus Prime)Transfomers! :) geniooooo jeje
Lisandro

Eleazar Gomez Garza dijo...

El final estuvo genial y deja un pequeño spoiler para la proxima historia,,, me dejo un pequeño recuerdo de la historia de los chavos que cazaron unos vampiros en un rancho de dia,,, oh rayos, vampiros,hombres lobos,monstruos,, solo faltarian los zombies eheh, el fin del mundo esta cerca, ahora a a quien le conviene salvar a la humanidad,, al de arriba o al de abajo,, ;) you know hehe,, saludos Jorge desde Coahuila Mexico,,

Anónimo dijo...

Me gusto el final y espero con ansias la próxima historia de estos personajes. Saludos Celia.

Anónimo dijo...

Hola Jorge!
Te vengo leyendo desde hace ya ratos, y hasta ahora me he decidido a comentar. Me encantan tus cuentos, las descripciones que haces son sutiles pero excelentes. Leer tu blog me ha inspirado a comenzar uno (tambien soy escritor, o al menos lo intento hahaha), pero apenas he comenzado una historia. Quiero que sepas que eres un ejemplo a seguir. Sigue así, que tus cuentos son excelentes, y al menos a mí me tendrás por seguro lector donde sea :)
Saludos, Nick.

Anónimo dijo...

Muy buena historia Jorge te felicito. Ya podre dormir tranquilo... la odisea ha terminado para Diego. . Aunq comienza un mundo de aventuras para el..

Fen Chang dijo...

Hola jorge, para mi quedo la puerta abierta para saber el por que es mas fuerte lo sobrenatural, ojala escribas una historia sobre otra aventuura terrorifica d este nuevo equipo. No esta demas decir q me gustan mucho tus cuentos saludosssss . :)

Anónimo dijo...

Es muy entretenido el cuento, personalmente me gustan mas los vampiros tradicionales pero cuando les cambias algo y a la vez haces una excelente historia ya no importa. Te felicito por este y otros cuentos, creo que falta poco para que saques un libro con cuentos de terror o una novela :)
Saludos desde Corrientes.
Atte.: Gerardo

Anónimo dijo...

Que buen final!!
Toda la espera valió la pena, pero una cosa, si vas a aser otra historia con estos personajes, cuando la vas a publicar? Porq la verdad me están gustando mucho, y el final me dejo con mucho suspenso
Saludos desde argentina
Sol

Xiu Amigon dijo...

Muuuuy bueno, valio la espera :)

Reyko Alastair dijo...

Excelente cuento, esperaba el final con ansias, eres excelente amigo mio :D
Por cierto lei tu respuesta a mi peticion, no hay problena, igual es solo si puedes, si puedes entonces te dare la informacion de los personajes para que sepan como son y que hacen, y si no puedes esta bien tambien, me entretienen igual todos tus cuentos, siempre lo dire, tienes un gran don mi amigo. Saludos desde colombia :)

José Luis Vassallo dijo...

Jorge impecable. Un final de historia y un comienzo de ....???? Con lo cual solo me queda decir 2 cosas EXCELENTEEEEEEE y ya quiero la NUEVA HISTORIAAAAAA. ;-) Muchas gracias Jorge, valió la pena la espera. Me gusto que te tomaras tu tiempo hasta dejar la historia como querías y dejando a tus lectores más que contentos (o por lo menos a las 2 anteriores Shasha, Ángela y a mí). ;-) No sé cuando sacaras esa nueva historia con nuestros 3 héroes pero espero que sea este año. Un abrazo.

Jorge Leal dijo...

¡Jeje! Gracias, José. En el próximo cuento, que voy a publicar en partes también, los cazadores son cuatro. Sale en este año, y en este mes. La primer parte ya está casi toda escrita. ¡Saludos!

Jorge Leal dijo...

Hola. Gracias. Estuve investigando sobre esas leyendas, pero olvidé contestarte. Mi memoria es un poco curiosa, podría decirse ¡Jaja!; excelente para algunas cosas y muy mala para otras.
Mira, la del espectro que se le aparece a los pescadores, no me "sugiere" nada, porque ya he escrito mucho sobre cosas así. Creo que mi cuento "El narrador del terror" es lo que mas se le parece. Pero el ser con forma de mujer que aparece seduciendo a los hombres para llevarlos al monte (normalmente pasa eso al revés ¡Jaja) enseguida hizo que se me ocurriera algo. Pero sería una versión libre de esa leyenda. Por lo que investigué, no es una historia muy concreta, tiene varias versiones, algo bastante común en las leyendas. Podría hacerla allá por octubre, noviembre, donde voy a precisar muchos cuentos. ¡Saludos!

Jorge Leal dijo...

Menos mal ¡Jeje! Gracias. Te espero en la próxima historia con estos personajes. ¡Saludos!

Jorge Leal dijo...

Muchas gracias, Sol. ¿Notaste que te incluí en el cuento? Terminaste de liquidar al payaso monstruoso ¡Jaja!
La primer parte de ese cuento sale dentro de unos días nomás. Ya la empecé, y tengo muchas ganas de escribirla ahora. ¡Saludos!

Jorge Leal dijo...

Te agradezco el comentario, Gerardo. Sí, aunque todavía tengo que mejorar mucho, creo que ya puedo autopublicar un libro, uno digital, lo mas probable. No tenía ningún apuro, pero ahora tengo una historia que me lo pide. Me gustaría que me la publicara una editorial, pero sé que eso es casi imposible, aunque lectores tendría, creo. ¡Saludos!

Jorge Leal dijo...

Voy a publicar otra historia. En cuestión de días subo la primer parte. Gracias. ¡Saludosss!

Jorge Leal dijo...

Recién comienza la odisea para Diego ¡Jeje! Estate atento que en estos días publico una parte. ¡Salud2!

Jorge Leal dijo...

Creo que soy la prueba de que cualquiera puede escribir ¡Jeje! (supongo que por eso he inspirado a varios), aunque no tenga estudios en literatura. Lo mas importante es la imaginación, y escribir y leer mucho. Pero como siempre digo, todavía no me considero escritor, solo soy alguien que escribe. ¡Saludos!

Jorge Leal dijo...

Pues te espero por aquí entonces, Celia. Gracias. ¡Saludos!

Jorge Leal dijo...

Me alegra que te gustara, Eleazar. En la próxima historia hay algún que otro zombie ¡Jeje! Sobre a quién le conviene salvar a la humanidad, bueno, estoy pensando fisionar los cuentos "Bajo el hospital" con "En el fin del mundo", y ahí veremos qué sale. Pero eso será en un futuro mas lejano. ¡Saludos!

Jorge Leal dijo...

Bueno... mi historia como escritor (cuando realmente lo sea) todavía no se sabe cómo termina. La mayoría de los que escriben son olvidados al poco tiempo ¡Jaja!, y es el ostracismo lo que tenemos que esperar casi todos, pero quién sabe... ¡Jeje! Aunque para las editoriales seguramente no valgo nada, es la gente la que inmortaliza a algunos pocos. Pero ahora no me creo eso ¡Jajaja! Muchas gracias, Lisandro.

Jorge Leal dijo...

Casi todos mis lectores son de ahí, Raúl. En mi tierra no me lee nadie. Gracias. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Jorge dile a tu host que vigile la publicidad estan anunciando un show muy entretenido de payasasos encima de tu cuento jajajajaaj

Gerald Aguilar Rodríguez dijo...

Hola Jorge te felicito

Jorge Leal dijo...

Sí, es de una sucursal de este circo. Si quieres te puedo conseguir entradas ¡Jajaj!

Jorge Leal dijo...

Hola. Muchas gracias. ¡Saludos!

brayan dijo...

jorge muy buen cuento me llamo brayan saludos desde Colombia

Reyko Alastair dijo...

Jajajaja excelente noticia, la esperare con ansias :D
Gracias de antemano, saludos desde buenaventura colombia :)

ValeAnny Alvarez dijo...

Valió la pena la espera estuvo genial kmo todo lo que tu haces.
Lo más emocionante es k se esperan más aventuras de estos chicos. Un abrazo amigo y bendiciones para ti y tu familia te estimo tanto aunke no te conozca en persona :) eres un gran escritor ♡

ValeAnny Alvarez dijo...

:* ♥

Xiu Amigon dijo...

Con los mismos personajes? Wooow super! Saludos

Jorge Leal dijo...

Sí, sería con los mismos, pero, hoy estoy considerando seriamente no publicarlo aquí. El tema de los ladrones que se adjudican mis cuentos ya es intolerable. Me está haciendo perder mucho tiempo, ya no da. Tengo que seguir con el blog, pero con cuentos que no me importen tanto. Saludos.

Jorge Leal dijo...

Pero esas aventuras probablemente las publique en otro lado. No puedo pasar todo el día persiguiendo a ladrones. Ayer descubrí otro caso. Yo soy duro, pero esto ya me supera.
Pero no te preocupes, lo mas seguro es que lo suba gratis. Me inclino por Google libros. Cuando lo haga les aviso. Gracias. ¡Saludos para tu familia!

Anónimo dijo...

Hola jorge....muy bueno el final me gusto mucho. Espero que siguas publicando tus historias a pesar de esos ladrones. Yo quiero seguis leyendote porque me encantan tus cuentos, haci que si los llegas a publicar en otro lado me podrias decir la paguina? Saludos desde argentina. Alexis

Jorge Leal dijo...

Voy a seguir publicando cuentos aquí, pero no la continuación de este, porque les tomé mucho cariño a estos personajes. Estoy pensando dónde subirlos, lo único que ya decidí es que acá no. Cuando lo haga por supuesto que voy a avisarles. Por mientras voy a ir subiendo algunos cuentos cortos, hacia los cuales no ciento mucho aprecio ¡Jaja! Pero que igual son buenos ¡Jeje!

tony vargas valdez dijo...

Hola jorge eres exelent gracias x tus cuentos numca me diverti y emosione.

tony vargas valdez dijo...

Jorge no te olvides de tu seguidores cuando lances nuevos cuentos no olvides en avisarnos gracias jorge saludos desde brasil

Mayte dijo...

Me encanto el final! La verdad increible. Sigue escribiendo asi! Saludos desde tu pais, Uruguay!

Jorge Leal dijo...

Gracias, compatriota. Son raras las visitas de uruguayos; bueno, hay uno que anda seguido, pero le gustaron tanto mis cuentos que los tomaba para él. Pero ya me encargué de ese. Al ser de Uruguay está mas que regalado.
¡Saludos!

Jorge Leal dijo...

Gracias, Tony. Voy a seguir publicando, pero no la continuación de este cuento. Por mientras puedes leer los mas viejos, que son cientos. ¡Saludos!

Juan Ignacio Charruff dijo...

Guau. Increíble. Hace mas o menos un año que te sigo y ya he leído todos tus cuentos. Uno mas increíble que el otro. Tenés mucho talento. Esperó con ganas el siguiente.

juan dijo...

Genial. Hace rato que sigo tu blog. Tus cuentos son espectaculares, ya los leí todos y son cada uno mejor que el anterior. Tenés un gran talento como escritor. Saludos desde argentina y espero con ansias en siguiente cuento

Jorge Leal dijo...

Gracias por leerme, Juan. Te espero por acá entonces. ¡Saludos!

Jorge Leal dijo...

Bueno, gracias. Espero tus comentarios cuando publique ¡Jeje! ¡Saludos!

Publicar un comentario

¿Te gustó el cuento?