¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

lunes, 28 de septiembre de 2015

Juego De Payasos (cuarta parte)

¡Hola! En realidad no termina aquí, está muy lejos del final, pero como en esta historia los capítulos no tienen mucha fuerza voy a dejarla por aquí. En los cuentos cortos el autor encamina la historia a su gusto, en las obras mas largas no es así. Esta es la mas rebelde con la que me he topado ¡Jeje! Igual la voy a seguir a ver qué sale. Mientras tanto en octubre voy a subir una pequeña novela corta que titulé "Cazador De Fantasmas" que creo va mas con el blog.
Actualización: He publicado la quinta parte, está al final de esta.
Y para los que no leyeron nada de "Juego De Payasos", esta es la primer parte:  http://cuentosdeterrorcortos.blogspot.com.uy/2015/09/juego-de-payasos.html




                                              El Justiciero 
Hortensia, la bruja, continuaba su celebración riendo a carcajadas y empinando una botella. Ella le había prometido a Limón Verde, el payaso, que cuando él muriera iba a hacer un hechizo para convertirlo en un fantasma muy fuerte. Ella estaba enterada del pasado criminal de payaso y lo admiraba por eso. Siempre la habían atraído los asuntos oscuros y la gente mala. Su abuela la inició en la magia negra cuando era una adolescente. Pero a ella no le interesaba mantenerse en las sombras, ella quería demostrar su poder. Gracias a su imprudencia los del pueblo donde vivían casi la lincharon junto a su abuela. Por esa causa tuvo que huir cuando aún no había aprendido todo el “oficio”. Vivió en la calle durante mucho tiempo hasta que un día se unió a un circo. Allí conoció al payaso y a otros criminales. A donde fueran, si no iba mucha gente a las funciones, en esa ciudad aumentaban los robos por unos días, o si concurría al circo alguien que parecía muy adinerado, era muy probable que desapareciera.

Aquel circo era como una plaga que viajaba de ciudad en ciudad. Sin saberlo, Santiago hizo un gran bien al incendiarles la carpa. Limón Verde era el peor de todos, él se encargaba de las desapariciones, los otros no pasaban de ladrones; y el payaso no se convirtió en un fantasma por haber muerto en el incendio, fue por el hechizo de Hortensia. Sus oscuros compañeros se dispersaron al quedar sin circo. Ella permaneció en la ciudad. Ocupó una casa abandonada y procuró hacerse fama como curandera para sobrevivir. Sus poderes de bruja no eran muchos pero le daba para vivir. Mas odiaba a la persona que al destruir la carpa la había obligado a vivir en aquella casa de maderas viejas. Cuando Santiago confesó aquello por un momento pensó en estrujarle el cuello allí mismo, pero se le ocurrió que el fantasma de Limón Verde iba a hacer un mejor trabajo. Ahora estaba festejando la suerte que había tenido.

Tomó otro trago por sus amigos criminales y levantó la botella en su honor. Le pareció muy irónico que después de tantos años de andar haciendo mal y salirse con la suya, el que logró deshacer aquello era un simple mocoso. En ese momento sintió que la pieza estaba muy sofocante. Cada vez tenía mas calor pero pensó que era por la bebida. Después de toser se dio cuenta que había humo, estaba entrando por la parte de arriba de la puerta. Cuando la abrió de golpe varias lenguas de fuego crecieron hacia ella y le hirieron la piel de la cara. Cerró la puerta de un golpe pero ya era tarde, el fuego ahora estaba en su ropa. Por tomar a las carcajadas se había volcado bebida en el vestido. Giró por la habitación lanzando unos gritos horribles mientras daba manotazos a la tela incendiada que ya se le estaba pegando en la piel. En uno de sus desesperados giros le pareció ver algo por la ventana, e ignorando por un instante el dolor atroz que sentía fijó sus  ojos en una silueta que había afuera y gritó:

—¡Tú, mocoso! ¡¿Cómo pudiste escapar...?! ¡Aaah! ¡Maldito! ¡¿Qué eres...?!

Santiago estaba incendiando las maderas bajo la ventana para que la bruja no pudiera escapar por allí. Arrojó un montón de pasto reseco que tomó del jardín muerto y las lamas al crecer pronto ennegrecieron el vidrio, pero antes que se oscurecieran completamente vio a la bruja retorcerse entre llamas. Madame Hortensia lanzó un último alarido antes de caer completamente envuelta por el fuego. Había sido una bruja y murió como merecía. Santiago salió corriendo de la propiedad y a la cuadra siguió caminando normalmente. Volteó y vio que ahora toda la casa era una hoguera, una hoguera de bruja.

Algo mas de una hora atrás, el payaso fantasmal lo tenía a su alcance. Al salir de la parálisis que le causaba el terror pensó que iba a lanzar  un último grito y que eso sería todo; pero una idea tan rápida como un relámpago se le cruzó por la mente. Tan repentina y clara fue la idea que le pareció que él no pensó aquello, que algo se lo sugirió. Como no podía hacer otra cosa no le costaba nada intentarlo. Metió la mano en el bolsillo y sacó su encendedor. Al mostrarle la llama el payaso retrocedió inmediatamente. El fuego de aquel aparato había comenzado el incendio que acabó con su macabra vida, y de alguna forma tenía efecto sobre él en esta otra existencia. La cara del payaso se deformó mas de tanto odio. 

Intentó acercarse pero la llama lo mantenía a raya. Hacer que el payaso retrocediera tuvo un efecto increíble en Santiago, y dejó de sentir miedo al darse cuenta que aquel ser era tan cobarde como en vida. Así logró salir del terreno. Cuando estuvo a salvo no dudó sobre lo que tenía que hacer a continuación. Nunca había estado tan seguro de algo ni sentido tanta determinación: tenía que quemar a la bruja. Antes de marcharse miró de nuevo al payaso y este retrocedió ahora ante el efecto de su mirada. Quién era el miedoso ahora. Pronto iba a encontrar la forma de mandarlo al infierno.

Continúa aquí: http://cuentosdeterrorcortos.blogspot.com/2015/10/juego-de-payasos-quinta-parte.html

11 comentarios:

  1. Muy buena historia, como siempre. No me esperaba el final así, pero claro no van a ganar siempre los fantasmas y los malos. Al final Santiago demostró que no tenía miedo al payaso y pudo vencerlo. Bueno espero la próxima, un saludo desde España. Silvia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los cuentos que mas quiero siempre ganan los buenos: "La Luna y El Cazador", "El Cazador De Lobos", "El Circo", en el último cuento de "Gente De Circo" los payasos son destruidos... En otras historias lo mas lógico es que gane el mal; pero en mas de ochocientos cuentos creo que he repartido bastante bien las victorias ¡Jaja! Si siempre tuvieran finales felices serían cuentos infantiles ¡Jaja! Pero entiendo lo que dices. Gracias por comentar. ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Graaande Santiago, ya me temía lo peor... Que bueno que la tramposa bruja, se haya quemado enterita, enterita. Espero Jorge, que puedas publicar el fin del payaso también. Excelente relato. Grandioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El final del payaso es inevitable, nunca dejo a un payaso vivo, en mis historias ¡Jaja! Pero no tiene caso seguir insistiendo con esta historia porque está claro que no gustó mucho. Gracias por comentar. ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Bien ahi maestro un aplauso..la capacidad que tenes para cambiar la situacion o tramites en los cuentos es increible,sos un grande..saludos amigo..Willy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo. Por lo menos supongo que la acomodé un poco con este final cortito, pero en general se ve que el cuento no gustó. Puede que me hubiera quedado mas de terror si le agregaba un oso hormiguero, ¿no? ¡Jajaja! Dicen que hay gente que se asusta de esos bichos ¡Jaja! ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Jajaja me debes una Jorge jeje..saludos amigo..Willy

    ResponderEliminar
  5. Cobarde como todos los cobardes, payaso malparido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que no te gustan los payasos ¡Jaja! Gracias por pasar por el blog, Belén. Tu historia ya está en el horno. ¡Saludos!

      Eliminar
  6. Huum tengo sentimientos encontrados con respecto a este final y es todo lo que comentare al respecto. Att.Regina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser porque todo esto solo fue como el prólogo de la historia, o puede ser porque no fue muy buena nomás ¡Jaja! Muchas gracias por comentar. ¡Saludos!

      Eliminar

¿Te gustó el cuento?