¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

martes, 29 de septiembre de 2015

Queridos lectores...

¡Hola! Los que han leído el cuento “Juego De Payasos” sabrán que lo terminé de forma un poco abrupta y no llegué al final que todos esperaban. Las razones que di son ciertas pero también hay otra: me amenazaron. No pensaba comentarla pero lo voy a hacer.

El blog me ha traído algunas amarguras pero nunca creí que me fuera a traer un problema como este. La situación empezó el sábado. Hace unos días llegó un circo a mi ciudad y el sábado llevé a un sobrino a la última función que es de noche. En la entrada había dos tipos cobrando y un poco mas atrás de estos, tres payasos. Cuando estaba pagando la entrada vi que uno de los payasos agarró bruscamente del brazo al que tenía al lado, y cuando este le prestó atención le indicó con la mirada que volteará rumbo a mí. Miré para atrás pensando que había señalado a otra persona, había una fila detrás de mí. Cuando miré de nuevo a los payasos los tres habían volteado hacia lugares distintos. Me dio toda la impresión de que estaban disimulando.
Al pasar al lado de ellos no quise mirarles la cara, pero sí los veía de reojo, y así noté que uno intentaba esconder una foto en su mano. Solo vi un pedazo de la foto pero inmediatamente me di cuenta que era una ampliación de la foto que uso en Twitter. 

Imagínense, mi sorpresa no fue poca. Enseguida pensé en todos los cuentos de payasos que publiqué, y supuse que esa gente no debía estar muy feliz porque contribuyo a que les teman, aunque ese no sea mi objetivo. Fui a sentarme y no los vi por un buen rato. No sé cuánto después uno de ellos pasó mirando hacia el público y cuando me notó desvió la mirada rápidamente y siguió caminando ahora sin voltear hacia el público. El asunto no me gustó nada. Después que me localizaron vi a los tres juntos; echaban algunas ojeadas rápidas hacia mí y disimulaban.

Por suerte habían llegado unos vecinos y se habían sentado a unos metros. Les pedí que se quedaran un rato con mi sobrino y fui hacia los payasos. Pensé que era mejor encararlos allí, en público. Ni bien notaron que iba hacia ellos empezaron a alejarse y salieron por otra entrada de la carpa. En esa entrada se formaba como un pequeño túnel con la misma lona de la carpa, y esa parte estaba oscura. No quise seguir avanzando. Al voltear hacia la luz, tres voces dijeron a la misma vez desde la oscuridad: “No vuelvas a fomentar el miedo a los payasos”. Las voces estaban coordinadas tan perfectamente que sonaban como una sola que salía de varios lugares. No quedé un minuto mas en aquel circo.

Nada de esto es verdad, como estarán imaginando ¡Jajaja! Pero ahora que tengo su atención quiero decirles que no se pierdan la historia que voy a publicar a partir del primero de octubre. Voy a subir varios capítulos por semana. Gracias por leerme. ¡Saludos!
Su escribidor (menos que escritor), Jorge Leal.  

20 comentarios:

  1. Lo sabia! 😂
    Aunque al principio te había creído después fue como que una historia de terror!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa fue mi intención. Cuando empiezan a creer que es mentira aclaro que es una broma. Gracias por comentar. ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Me tenia en suspenso tu experiencia jejeje, que bueno que no paso, ya que pienso que las historias con payasos son mas terrorificas, tu sabes colocar el miedo. Saludos, seria genial que siguieras con la historia, así la leemos los a quienes nos gusto "juego de payasos"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jaja! Por estar bromeando algún me va a pasar de verdad ¡Jaja! Y después nadie me va a creer.
      Voy a seguir escribiendo "Juego De Payasos" porque es una historia que me ha resultado muy exigente y es un excelente ejercicio. Puede que la publique en otro blog, lo voy a pensar. Gracias. Saludos!!

      Eliminar
  3. Jorgeee jaja ya pensaba viajar a ayudarte contra esos payasos jaja..me lo crei por un momento..pero ademas de escritor sabes boxear asi que tranquilo jeje..buenisimo amigo..Willy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jaja! Tendrías que ayudarme igual porque no sé ese estilo paraguayo que sirve hasta contra hombres lobo ¡Jaja! Saludos, Willy!!

      Eliminar
  4. Jajajjajajajajajajajajajaj que bárbaro, a como está la situación en México yo pensé que era otro tipo de amenazas .... Saludos y bendiciones Jorge Leal tu galleta fan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo, pero yo vivo en Uruguay, y aquí nadie me lee ¡Jaja! Saludos, Belén.

      Eliminar
    2. Seria un pecado no saber de donde eres... Tacuarembo.... por cierto una pregunta.... esa imagen del perro que tienes en el blog, es tu mascota... o solo la elegiste al azar ?

      Eliminar
    3. Es mi mascota. También usé su nombre como seudónimo en los primeros tiempos, Tony. ¡Saludos Belén!

      Eliminar
  5. Ja ja ja yo también pensaba que era verdad, pero que justo cuando entrabas estaban los payasos vigilando la entrada no se no se, algo raro. Muy buena la historia. Si públicas en otro blog la historia, dinos donde que queremos seguir leyendo la. Saludos desde España. Silvia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendría que haber aclarado que vivo en una cuidad chica, o mejor, decir que había tuiteado que iba a ir al circo ¡Jaja! Lo escribí en un rato, no lo pensé bien. Gracias por comentar, Silvia. ¡Saludos!

      Eliminar
  6. Jajajaja pero no fuera acabado tan rápido la historia de los payasos ami me gustaba juan de españa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan. Como no comentaban creí que no les había gustado, por eso no quise seguir ¡Jaja! Como sea, ya es pasado. Gracias. ¡Saludos!

      Eliminar
  7. Holaa jorge, estoy muy contento de aver encontrado tu página de nuevo, yo leia siempre tus cuentos y me gustan mucho pero un dia perdi la página y no la encontré mas hasta hoy. Tendré que ponerme al dia leyendo los nuevos cuentos jeje saludos y sigue escribiendo que me gustan mucho tus cuentos son muy entretenidos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Aquí estamos de vuelta desde hace ya como un par de meses. Gracias por comentar. Hasta pronto.

      Eliminar
  8. Excelente la verdad, muy bien escrito. ;-)
    Muchas gracias por la sorpresa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Hayy yo si me lo creí, que bueno que lo aclaró, es que a veces se topa uno con gente tan loca, y le explico porque, cuando yo era adolescente cuidaba de mi hermanita , y una vez que salimos a pasear le dije para asustarla que si no se portaba bien se la iba a llevar un robachico, para tal efecto escesagi a un señor que iba en nuestra misma dirección pero en la acera de enfrente, y supongo que me oyó porque de pronto se Cruzó la calle y me dijo en un tono agresivo, porque estas diciendo que me la voy a robar, yo me quede muda y me asuste pero el señor siguió su camino. Asi que por ese motivo si me llego a creer esos comentarios.
    Saludos desde México, att.Regina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar eso. Al leerte se me ocurrió una historia. Tendría que advertir que todo lo que se comente en el blog puede ser usado para un cuento ¡Jaja! ¡Saludos!

      Eliminar
  10. No pues me halaga ser la involuntaria fuente de inspiración de un escritor jaja, ¡ya se me cumplio un sueño guajiro yes! Espero con muchas ansias el cuento, att: Regina
    Pd: no me había dado cuenta de qué nos llevamos dos horas de diferencia en los usos horarios.

    ResponderEliminar

¿Te gustó el cuento?