¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Te Hago Un Cuento Personalizado

¡Hola! Te hago un cuento personalizado, sobre el tema que quieras y el género que gustes, para gente grande o niños. Puede ser un boni...

lunes, 23 de abril de 2018

Sobre Los Payasos Aterradores

¡Hola! Aquí el bloguero, no un personaje, esto no es un cuento. Desde hace un tiempo estoy tomando este espacio más como un blog personal (que siempre lo fue), que como a un blog de autor, o uno solo de cuentos. Quiero decir algo sobre los payasos y el terror que pueden causar. Definitivamente no le tengo fobia a los payasos, pero sí me desagradan bastante y reconozco que pueden ser aterradores. Me di cuenta de que no eran sujetos de mi agrado escribiendo cuentos. Pero no es nada personal, señores payasos,
de hecho son muy importantes para mi literatura, gracias por asustar a la gente ¡Jaja!
¿Pero por qué asustan? Por lo que he leído, muchos consideran que principalmente es por las películas com "IT", y quiero creer que los cuentos también han hecho su aporte ¡Jeje! También se dice que es por el maquillaje, que la gente instintivamente desconfían de las caras que ocultan sus gestos. Me inclino más hacia la segunda teoría, aunque sin dudas las películas incrementan ese miedo. Pero creo (de pura atrevido nomás) que no es tanto porque oculten sus gestos, porque no me parece que un maquillaje aunque sea completo los oculte, sino por lo grotesco que resultan. Cejas muy grandes, la nariz, y sobre todo la boca enorme que sugiere. Me refiero a un maquillaje clásico, como el que tiene el de las hamburguesas, que aunque sé que variaban de payaso en payaso, casi todos tenían esa base toda blanca, por lo menos los de antes. Ahora apenas si usan una nariz y chica, seguramente para no parecerse a los aterradores del cine.

Escribo mucho sobre estos porque gustan las historias así, y porque he tenido algunas experiencias con estos en el mundo onírico, o sea, en los sueños, en pesadillas más exactamente. He soñado muy poco con estos personajes, casi nada podría decir, no recuerdo más de un par, y suelo recordar casi todo lo que sueño, que es mucho. En uno el desgracias ¡jaja! No estaba solo, andaba con una pandilla de monstruos, aunque curiosamente no fue un sueño muy aterrador, pero sobre este voy a escribir otro día, tal vez. Aclaro de nuevo que esto es un blog personal y si nadie lee esto me da lo mismo, solo me estoy expresando. Lo tomo también como un ejercicio que me puede ayudar como escritor. 
Sigo. Una de las pesadillas no fue gran cosa, a pesar de que tenía todo para serlo; la otra, ¡puf! Susto y pico me dio, como dirían por mis pagos. Lo que pasó antes no era nada de terror, era uno de esos sueños tremendamente confusos, uno de esos que no tienen ni pies ni cabeza, donde debía tener un nivel muy bajo de consciencia, porque no me daba cuenta de lo absurdo de todo. Trabajaba en un lugar cambiante haciendo no sé qué, pero tenía la sensación de una rutina y de que hacía mucho tiempo que lo hacía. Iba y venía hacia ese extraño trabajo. En una de las vueltas estaba de noche y muy oscuro, pero no sentía nada de miedo porque no le tengo ni un poco de miedo a la oscuridad. Iba por una calle que existe, aunque estaba deformada, claro. De repente se iluminó una esquina delante de mí y un payaso doblo en ella girando hacia donde yo venía. 

Nunca sentí un miedo tan intenso ni repentino en un sueño, sí recuerdo un par más pero no tan fuertes. El desgraciado estaba bastante lejos, y la verdad es que no le vi, o no recuerdo que tuviera ningún rasgo monstruoso. Estaba vestido completamente de payaso, con ropa toda holgada, con pliegues y de color (sueño a color), también creo que tenía peluca. Parece que mi mente vio que ya era mucho terror y me sacó de esa pesadilla, o me despertó algo físico, no sé. Mi compañera de ese entonces se despertó también porque me sacudí. Fue realmente feo. Pero eso me sirvió de inspiración para un lote de cuentos ¡Jeje! El principal es una historia donde un tipo sueña con un payaso, se lo cuenta a su esposa, y ese día van a una fiesta y, aparece uno igual. No lo cuento todo por si lo quieren leer.
  https://cuentosdeterrorcortos.blogspot.com.uy/2015/12/el-payaso.html 
Sí, me fue muy útil, aunque prefiero obtener material de otra forma menos aterradora, como pensando nomás. ¡Jajaja! ¿Alguien por aquí con miedo a estos simpáticos personajes? ¿Alguien por aquí? ¡Jajaja! ¡Saludos!

PD: Mañana voy a subir un cuento sobre este tema. No le voy a incluir un dibujo porque el otro me quedó demasiado pesado, enlentece la carga de la página y eso no es bueno. Voy a ver si corrijo eso. 

2 comentarios:

  1. Entiendo tu punto.Yo de niño les tenia pavor por una peli de locos que se vestian de payasos( de Victor Salva el director de Jeepers Creepers)..tampoco a mi hijo les gustan mucho.En cambio a mi hijita chiquita le encantan jeje..saludos tocayo..W

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo peor de los payasos en sueños, es que no hay una forma conocida de matar uno. En sueños con vampiros, en algunos, uno busca una estaca y hasta puede liquidar a algunos; ¿pero a un payaso? ¡Jaja! Gracias, Willy. Saludos!!

      Eliminar

¿Te gustó el cuento?