¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

miércoles, 31 de octubre de 2018

Ven A Mi Casa


¡Hola! Pues esta es una pequeña historia en formato de conversación de chat que hice para un concurso, y obviamente no la eligieron, aunque había diez lugares ¡Jaja! Me enteré del concurso ya muy arriba de la fecha, no lo pensé bien y por eso apesta, supongo ¡Jaja! Para no desaprovecharla la dejo aquí en el blog, por si anda alguien. ¡Gracias y feliz halloween! 



Andrea: Hola amor. Casi te quedas sin novia. Fue horrible



Camilo: Cómo es eso?


Andrea: Ya te cuento, pero vos cómo estás, cómo te trata la tormenta?
Andrea: Que noche más horrible! No voy a poder dormir!
Andrea: Casi me muero, en serio, el corazón todavía me late fuerte


Camilo: Qué te pasó? Mejor me hubieras llamado. Yo, la verdad, no estoy muy bien
Camilo: Pero primero dime lo tuyo. Ahora estoy preocupado


Andrea: Nadie debe estar bien con esta tormenta, un trueno seguido de otro, y rayos
Andrea: Pensé en llamarte pero me acordé de lo que decía mamá
Andrea: Que no hay que usar las cosas que están enchufadas cuando hay tormenta eléctrica.
Andrea: Bueno, te cuento. Vas a ver lo feo que fue
Andrea: Los rayos me sobresaltaban, y viste que la cortina de mi cuarto es delgada
Andrea: Entonces, cuando estaba mirando hacia la ventana, algo que andaba afuera se asomó de golpe


Camilo: Una persona? Crees que todavía ande por ahí?


Andrea: Espera que te cuente todo
Andrea: Más que persona parecía un payaso monstruoso que se asomaba en un lado de la ventana con la cabeza ladeada, y se escondía enseguida
Andrea: Se asomaba y se escondía rápido como espiándome. Que miedo!!!


Camilo: Un Payaso? En serio?! Que espantoso. Voy para allá?
Camilo: Andrea, espera un poco, voy a dejar el celular un momento


Andrea: Amor, estás ahí? Contesta


Camilo: Ya volví. Creíste que era un payaso monstruo, por qué?


Andrea: Eso creí, porque parecía que tenía un copete arriba, y unos mechones en los costados de la cabeza, como esos payasos aterradores
Andrea: Veía aquella sombra, el contorno oscuro de lo que parecía una cabeza grande
Andrea: Me asusté no sé cuántas veces cuando se asomaba, hasta que me di cuenta de que era el jazmín del patio
Andrea: El maldito viento lo inclinaba y lo que se asomaba eran unos gajos
Andrea: Cuando me di cuenta dejó de tener forma de payaso. Pero todavía tiemblo
Andrea: Y ahora que lo pienso, no estoy muy convencida de que fuera el jazmín


Camilo: Te asustaste mucho entonces. Te orinaste de miedo?


Andrea: Qué??!! Noo!!! Que feo que me preguntes eso
Andrea: Y vos por qué no estás muy bien? Qué pasa?


Camilo: Disculpa. Aquí no hay luz, se cortó hasta la de la calle, no tengo una linterna, y hay ruidos en la cocina


Andrea: Ruidos de que anda alguien?


Camilo: No sé, ruidos, algunas cosas que suenan


Andrea: Será por el retumbar de los truenos que mueven algo? Que miedo!!


Camilo: Los escucho entre un trueno y otro, así que eso no es


Andrea: Me asustas!!! En esa casa vieja a la que ni te acostumbraste todavía
Andrea: Te juro que ahí me muero del susto pero bien muerta.
Andrea: Vas a fijarte si es alguien?
Andrea: No, mejor llama a la policía


Camilo: No puedo llamar solo por unos ruidos. Voy a ver
Camilo: Espera un momento, ya te aviso


Andrea: Dale, ve con cuidado. Estoy temblando!!!


Camilo: Volví al cuarto, ya vi lo que era


Andrea: Qué fue, apúrate que tanta intriga me da como una cosa!!!


Camilo: Pude verla con la luz de los relámpagos, pero no muy bien


Andrea: Verla?! Ver a quién?! Escribe más rápido


Camilo: A una anciana alta pero encorvada
Camilo: Toda encorvada y muy flaca, se mueve por la cocina como si estuviera haciendo algo
Camilo: Creo que es una anciana por sus movimientos, no le veo la cara, el pelo le cae por todos lados
Camilo: Viste una especie de camisón de color claro que le llega a los pies
Camilo: Y la tela tiene desgarros que flotan como si adentro hubiera viento


Andrea: No, no, no bromees así, por favor. Dime que bromeas. Sí?
Andrea: En serio amor, no es gracioso, es broma, verdad?


Camilo: Es en serio. No sé qué hago, no creo que sea una persona. Tengo miedo


Andrea: Entonces crees que es un fantasma? Me dan escalofríos!!


Camilo: Un fantasma o algún otro ente, puede ser una bruja. Creo que eso es
Camilo: Con cada relámpago aparece en un lugar diferente. Tiene los brazos largos y flacos
Camilo: Sus manos son grandes y muy flacas, como ramas de un árbol seco. Se mueve como haciendo algo
Camilo: Creo que está cocinando. No quiero pero voy a ver si sigue ahí. Tengo mucho miedo


Andrea: No vayas entonces, no vayas!! Camilo, no vayas te digo, por favor!!!


Camilo: Espera un rato
Camilo: Volví. Ahora hay algo más espantoso
Camilo: Un cuerpo sobre la mesa, tiene un cuerpo sobre la mesa, el cuerpo de un tipo
Camilo: Y creo que lo está preparando. Ya no aguanto más


Andrea: Preparándolo para qué


Camilo: Para comerlo, parece. Voy a irme de aquí


Andrea: Sí, vete, sal de esa maldita casa
Andrea: Solo vete y ya, no vuelvas a mirarla. Vete de ahí


Camilo: No puedo salir. Apareció en la puerta del frente
Camilo: Corrí hacia el fondo, y ahí apareció de nuevo
Camilo: Estoy atrapado, aparece en todas partes


Andrea: Entonces voy a llamar a alguien. A quién llamo, amor, cómo te ayudo
Andrea: Llamo a la policía, que rompan la puerta y así podrás salir


Camilo: Eso no. Por ahora solo aparece adelante, si golpea la policía temo que me haga algo
Camilo: Si pudiera defenderme, atacarla, pero qué se puede hacer contra un bruja que aparece y desaparece a gusto


Andrea: Rezar. Puedes decir alguna plegaria o algo así, inténtalo


Camilo: Eso no ayuda a nadie, nunca. Cómo mierda eso va a ayudar a alguien!!
Camilo: Y no conozco ninguna
Camilo: No creo que pueda aguantar mucho más este miedo


Andrea: Y yo qué otra cosa puedo hacer por vos
Andrea: Llamo a algún conocido


Camilo: Nadie te va a creer, pero vos podrías venir


Andrea: Yo. De qué puedo servir yo. Solo para morirme de miedo puedo ir ahí
Andrea: Camilo, por lo que más quieras te lo pido, dime que no es en serio
Andrea: Yo no me voy a enojar, te lo juro, di la verdad


Camilo: Esto es la verdad!!! Si no quieres ayudarme no vengas, deja que bruja me mate!!
Camilo: Cómo voy a inventar algo así, no sabes por lo que estoy pasando
Camilo: Por favor, créeme, y si puedes ven a ayudarme, ven


Andrea: Pero cómo, no sabría qué hacer, y tengo mucho miedo, pero mucho
Andrea: Voy a llamar a la policía, ellos podrán hacer algo


Camilo: No!! esta cosa como que lo presiente, no llames
Camilo: Cuando pusiste que llamarías a la policía, pasó a mi lado gateando y me tocó la pierna
Camilo: Ahora dejó de relampaguear y no veo casi nada
Camilo: Solo la luz del celular me salva de la completa oscuridad
Camilo: Creo que ahora está muy cerca, huye de la luz pero ahí está
Camilo: Podrías traerme una linterna, por favor!! Por favor Andrea, te lo suplico
Camilo: Andrea, ven a mi casa, ayúdame!!!


Andrea: No, no puedo, no quiero, me muero de miedo
Andrea: No puedo ni moverme de la cama
Andrea: Lo siento amor, no puedo, no puedo


Camilo: Bueno, parece que no vas a caer, maldita perra miedosa!
Camilo: Quería disfrutar tu carne, perra!
Camilo: Pero no te salvaste, ahora vas a ser la presa de lo que te estaba vigilando
Camilo: Ese payaso es temido incluso por los entes de la noche
Camilo: Y seguramente ya está dentro de tu casa jajajaja!!

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. ¡Jaja! Más bien, fuiste la cena de una bruja. Gracias por comentar. Saludos Camilo!!

      Eliminar
  2. Hubieras escogido uno de tus tantos cuentos, este esta bien pero le falta, se nota la premura, y por segunda vez te digo deja de menospreciar tu talento!!tienes excelentes historias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Tenía que ser algo inédito y en este formato. Sí, quedó medio pelo nomás ¡Jaja! Pensé otra historia que sería mucho más original, pero calculé que no me iba a dar el tiempo para hacerla. Pero bueno, ellos se lo pierden. Creo que me valoré mucho ahora ¡Jaja! Saludos!!

      Eliminar

¿Te gustó el cuento?